Los parámetros bajo los cuales se comparte el contenido en las redes sociales se están modificando, por las nuevas políticas de dos gigantes de la Web.

Los parámetros bajo los cuales se comparte el contenido en las redes sociales se están modificando, por las nuevas políticas de dos gigantes de la Web.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (3)

REDES SOCIALES

Cambios en el ritmo de la viralización

Estéfano Dávila Ferri.  (I)
davilae@elcomercio.com

Dos de los gigantes de Internet anunciaron cambios en el funcionamiento habitual, que pueden variar tanto su modelo de negocio como la forma de consumo por parte de los internautas.

La red social Facebook quiere dar prioridad a contenidos de familia y amigos, y dejar en segundo plano los contenidos corporativos y empresariales. Facebook es la red social con más usuarios con casi 2 047 millones de usuarios activos mensuales.

YouTube, la red de videos propiedad de Google con mil millones de usuarios, está cambiando las reglas que definen quién puede ganar dinero con la producción y publicación en la plataforma.

Interacciones sociales más significativas

Mark Zuckerberg, CEO y fundador de Facebook, anunció a inicios de este año que el algoritmo que define las interacciones del muro de publicaciones cambiará para priorizar los contenidos de amigos y familia para ofrecer “interacciones sociales más significativas” y relevantes para los usuarios.

Esto, empero, podría ser contraproducente. Un reporte del periódico estadou­nidense NY Times destacó el hecho de que desplegar menos noticias en el muro de los usuarios dio impulso a la proliferación de noticias falsas.

En octubre del 2017, la red social lanzó el programa experimental en Bolivia, Camboya, Eslovaquia, Guatemala, Serbia y Sri Lanka, mediante el cual las publicaciones de medios de comunicación y otras empresas se desplegaban bajo la pestaña ‘Explorar’, una sección específica dedicada para estos contenidos.

Facebook aclaró que no tenía planes inmediatos de implementar este programa en otros países, y que su objetivo principal era probar si la gente prefiere revisar dos muros separados para dos tipos de contenido.

En Bolivia, el diario Página Siete vio cómo el tráfico de su sitio web se veía directamente afectado. Aunque en un momento se sospechó de algún tipo de acción política en su contra, pronto pudieron constatar que la razón era que estaban recibiendo mucho menos visitas desde Facebook.

Mientras que las noticias de medios como Página Siete se veían relegadas a una pestaña aparte, el común de los usuarios comenzó a compartir y ‘viralizar’ contenido interesante, pero con poca contrastación o, de plano, falso.

Muchos medios de comunicación en el mundo han detectado que si desean que sus noticias tengan más alcance, deben pagar a Facebook para lograr una mayor exposición.

Las declaraciones de Zuckerberg, de priorizar un contenido que permita el establecimiento de vínculos más relevantes, podrían favorecer directamente a empresas o a entes gubernamentales locales o extranjeros que tengan el suficiente dinero para promover la difusión de contenidos que sean de su interés.

Nueva regla para los creadores de contenido

YouTube está cambiando las reglas bajo las cuales el contenido que se publica puede calificar para recibir patrocinio. Y, por ende, esto está alterando el criterio de quién sí y quién no puede recibir dinero de YouTube por la creación de videos.

La idea nació como una forma de frenar la cantidad de contenido poco (o nada) apropiado que se estaba desplegando en YouTube Kids, el área de la red dispuesta para menores de edad.

Antes, el requisito para que un canal de YouTube pueda calificar a los programas de monetización era que alcanzara las 10 000 visitas.

Desde el próximo 20 de febrero, para ser parte del programa de creadores los canales deben tener 1 000 suscriptores y por lo menos 4 000 horas de visualización efectiva en un año, es decir, durante los últimos 12 meses.

Este cambio se aplicará de forma retroactiva, lo que quiere decir que los dueños de canales que actualmente son parte del programa y que no cumplen esos requisitos ya no podrán colocar anuncios dentro de sus videos.

YouTube anunció en su blog corporativo que el objetivo del establecimiento de estos nuevos parámetros es proteger a los creadores de contenido y a las audiencias.

The Verge, portal de noticias tecnológicas, resalta que estos cambios vienen luego de que algunos youtubers fueran el centro de atención -y de la polémica- por varios videos en los que mostraban un comportamiento reprobable pero que, paradójicamente, recibían millones de visitas.