La aplicación Kindara ayuda a las parejas que buscan tener un bebé.

La aplicación Kindara ayuda a las parejas que buscan tener un bebé. Foto: Captura de pantalla Kindara

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)

Consejos

'Apps' para mejorar la planificación sexual

Diego Ortiz. Redactor (I)

La tecnología móvil también ha penetrado en el mundo de los métodos anticonceptivos y de planificación familiar. Como un complemento (o bien un sustituto) a píldoras y tratamientos, en el mercado de las 'apps' se puede encontrar más de un asistente para estos procesos.

Al igual que el calendario del teléfono o la tableta, estas aplicaciones sirven como recordatorios de las horas en las que se debe tomar la pastilla o cómo está ocurriendo el ciclo menstrual. Y aunque muchos asuman que estas son útiles exclusivamente para mujeres, lo cierto es que los hombres pueden sacarle gran provecho para acompañar a sus parejas femeninas en sus controles.

Para el ginecólogo Alfredo Jaramillo, estas aplicaciones son una ayuda para quienes desconocen métodos seguros o que quieren reforzar sus conocimientos en esta área. Él recomienda que las mujeres en estado fértil hablen con sus médicos sobre las 'apps' para mejorar su efectividad. Si bien es una alternativa para quienes tienen un periodo regular, no en todos los casos es igualmente efectivo. Él explica que factores como trastornos hormonales o el estrés pueden modificar las fechas de ovulación, por lo que utilizar exclusivamente estas aplicaciones como único método preventivo puede ser un riesgo.

Por otra parte, él concuerda con que estas aplicaciones son efectivas en casos de mujeres que buscan embarazarse ya que él mismo ha comprobado que las usuarias que siguen disciplinadamente las recomendaciones del software logran procrear dentro de su tiempo estimado. Así también le ha ocurrido con casos de mujeres con problemas de fertilidad, para quienes este tipo de apps les alertan sobre los mejores momentos del mes para quedar embarazadas.

De acuerdo con AppCrawlr, el motor inteligente de búsqueda de aplicaciones móviles de Softonic , Mi Periodo Pro  (Pink Pad, por sus siglas en inglés) se encuentra como la favorita para adolescentes y mujeres. Sus usuarias han destacado su software inteligente, lo que le permite adaptarse a las exigencias de ellas en no más de un par de meses. Sin embargo, sobre todo, en el mercado latinoamericano, una de las grandes quejas es que no ha salido una versión en español.

Es por ello que varias usuarias de Google Play prefieren los servicios de Clue . Gracias a que se encuentra en español, a las hispanohablantes les resulta más cómodo ingresar aquí su información personal y seguir con sus tratamientos anticonceptivos. De acuerdo con sus desarrolladores, "Clue predice las fechas del siguiente periodo, del SPM y de los días con mayor probabilidad de quedarte embarazada. ¿Hay conexión entre tu estado de ánimo y tu ciclo? Solo tienes que hacer un seguimiento de lo que deseas analizar y Clue se encargará del resto".

Pero no todas las mujeres quieren una ayuda para controlar su ciclo menstrual y evitar embarazos no deseados. Del otro lado están quienes anhelan un tener un bebé. Para ellas, una de las aplicaciones que está ganando terreno es Kindara . Esto resulta curioso ya que la razón que motivó a sus desarrolladores, William Sacks y Katherine Bicknell, fue evitar embarazos no deseados. En una entrevista a Business Insider, ellos declararon que la 'app' ha ayudado a 10 mil mujeres a concebir, con un promedio de 500 embarazos por semana.

En esta misma línea se encuentra Fertility Friend, una aplicación desarrollada en 2008 pero cuya historia se remonta a 1998 cuando su empresa creadora se convirtió en una de las pioneras en ofrecer servicios de fertilidad en línea. Al momento, Fertility Friend cuenta con más de 650 000 embarazos exitosos. Lo que ha convertido en exitosa a la 'app' es que con su uso logra interpretar los signos de fertilidad de las usuarias.

De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud, en los países en desarrollo existen "225 millones de mujeres desean posponer o detener la procreación pero no utilizan ningún método anticonceptivo". Asimismo, "a escala mundial, el uso de anticonceptivos modernos ha aumentado ligeramente, de un 54% en 1990 a un 57,4% en 2014".