30 de octubre de 2014 17:03

Hijos de fiscal asesinado rememoran sus facetas de padre, abuelo y jurista

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Manta

Su profesión y la familia eran las pasiones del ex fiscal de Manabí Ramón Loor Pincay. Así lo recuerdan sus allegados.

Este jurisconsulto manabita fue asesinado el 7 de junio del 2013, por dos hombres que se movilizaban sobre una motocicleta. Loor Pincay, ese día llegó a su casa ubicada en el centro de Jipijapa, en el sureste de Manabí provincia costera de Ecuador después de haber dejado a un nieto en la escuela.

Cuando se bajaba de su vehículo un hombre se bajó de la motocicleta y le disparó.

El asesinato causó conmoción en Jipijapa, Manabí y el país. Los compañeros de profesión de Loor Pincay acudieron de inmediato a Jipijapa. Después de 16 meses, el 28 de octubre, cinco personas que fueron detenidas para investigaciones por la muerte del ex fiscal. Una salió libre y los cuatros fueron sentenciados por el Tribunal Único de Garantías Penales de Manabí a 25 años de prisión.

Los familiares de Loor Pincay recibieron la noticia en varios sectores del país. Francisco Loor, hijo de Loor Pincay dijo que su hermano y su madre se enteraron de la sentencia por separado. Francisco recuerda a su padre como un ejemplo a seguir. "No es porqué es mi padre, pero era un hombre más hogareño, dedicado a su familia, a sus nietos y a su profesión; hay pocos como él”. Después de sus jornadas de trabajo en sus últimos días de vida cuando ejercía las tareas de Fiscal, llegaba a su casa. "Después de un pequeño descanso se dirigía al patio posterior de la casa y se dedicaba a la mecánica", recuerda.

Limpiaba el motor de su vehículo, revisaba el aceite, el agua, la gasolina, líquido de frenos, era muy metódico en eso, gustaba de comprar herramientas para el mantenimiento de la casa. En lo profesional Loor Pincay compartió sus conocimientos en derecho con sus compañeros de trabajo, estudiantes universitarios y cualquier persona que le pedía su opinión.

Según Francisco, a su padre nunca le llamó la atención ser por ejemplo docente universitario. "En eso de ser profesor está incluida la política y eso no era de su agrado”. Francisco Loor Pincay fue por dos años Comisario de Jipijapa, Juez de Tránsito por seis años, Fiscal provincial por seis años y Fiscal distrital por 28 años.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)