Tiempo de lectura: 7' 21'' No. de palabras: 1199

Con la partida de Leonardo Favio, la música romántica, el cine de culto y el activismo peronista argentino perdieron a una de sus figuras más queridas desde su aparición como actor en los 60.

Su muerte ocurrió, ayer, por neumonía. Para hablar de su legado es necesario recordar también al actor y al director de cine. Esa faceta desconocida para algunos, incluso para aquellos que saben de memoria los versos de: O quizás simplemente te regale una rosa, fue precisamente la que lo vio forjarse artísticamente en su natal Argentina.

  • Vídeo

'El Amigo' primer cortometraje de Favio

Leonardo Favio realizó su primer trabajo como director con el cortometraje: ‘El Amigo’. Un drama producido en 1960, en Argentina. Video: Youtube Canal: SeniorLee



A finales de los 50 e inicios de los 60, Favio irrumpió en la pantalla grande de la mano del director Torre Nilsson. En ‘El secuestrador’ (1958), ‘La casa del ángel’ (1960) y ‘Fin de fiesta’ (1961) obtuvo papeles que, en poco tiempo le revelaron trucos del oficio, que le animaron a dirigir sus propias obras.

Dirigió 12 producciones fílmicas, entre cortos y largometra-jes. Los entendidos en el tema citan a ‘Crónica de un niño solo’ (1964) y ‘Nazareno Cruz y el lobo’ (1975) como sus obras más destacadas. Cabe decir que en su faceta fílmica Favio imprimió gran parte de su filosofía y militancia política.

  • Vídeo

Leonardo Favio en concierto

Gira latinoamericana y norteamericana del cantautor Leonardo Favio cantando 'Fuiste mía un verano' con 33 años en el mundo de la música. Video: Youtube. Canal: ELGRANDIOSO1000




Identificado desde siempre como peronista, Leonardo Favio dirigió obras como ‘Perón, sinfonía de sentimiento’ (1999), en donde trataba de llevar la idea del peronismo de una manera atractiva para los jóvenes de la época.

En tiempos más recientes, se mostró como uno de los defensores del gobierno kirchnerista. Diario La Nación recogió parte de una entrevista en la que el artista manifiesta su apego a la administración actual de su país. “A Cristina de Kirchner, por ejemplo, le buscan todos los peros. Y los que le buscan todos los peros son gente que no ha hecho nada por el país y que solo se dedica a incomodar. Desde la primera presidencia de Perón, este es el mejor Gobierno que hemos tenido. Están reconstruyendo un país, después del bombardeo que hemos sufrido, después de años de padecer a gobernantes que se peleaban por ver quién les jodía más la vida a los argentinos. Creo a muerte en este Gobierno”.

La música

Pero como el mismo Favio sentenció en una entrevista hace algunos años, su legado más recordado en el continente será el musical. “Cuando me muera, en América Latina la gente va a decir: ‘Se murió el que cantaba Simplemente una rosa’. Murió el cineasta Leonardo Favio sólo se va a decir en la Argentina y en algunas páginas de publicaciones culturales del mundo”.

Solo basta con ver el compilado de éxitos que ya circula a bajo costo por las calles del país. La infinidad de horas que la voz de Favio tendrá de tiempo aire en las emisoras de corte romántico y del recuerdo. El trabajo, tanto para vendedores ambulantes como para productores radiales, no resulta complicado. Favio tuvo un par de décadas prolíficas en las que abundan canciones que hasta los poco conocedores han cantado alguna vez.

  • Vídeo

El cineasta Leonardo Favio con su ‘Romance del Aniceto y la Francisca'

El film ‘Romance del Aniceto y la Francisca’ dirigido por Leonardo Favio a sido entre las muchas obras del cineasta una de las más reconocidas. Video: Youtube Canal: 64dilandau64



Guillermo Guerrero, locutor de Radio Paz y Bien de Ambato, recuerda que el apogeo del cantor llegó a inicios de los 80 y que temas como Fuiste mía un verano, Quiero aprender de memoria, Ella ya me olvidó o La rubia del cabaret eran los más pedidos.

Con ese listado de obras imprescindibles coincide Juan Antonio Barreto, locutor de Cómplice FM de Cuenca. Él añade que la música de Favio “ha creado centenares de historias de amor” que de seguro, mudaron del vinilo al verso o del coro a un beso.

Al músico, cantante y compositor se lo recordará por su estilo único, inimitable, dirán algunos. Su voz supo interpretar sentimientos que el público latinoamericano escucha como propios. Al ser humano, se la recordará como un creativo humanista en toda la expresión. Comprometido incondicionalmente con sus creencias y agradecido por la aventura que fue su vida.

‘Él le enseñó a la gente a ser original’
Testimonio

Gustavo Pacheco tuvo la oportunidad, la suerte, de trabajar con Leonardo Favio. El músico guayaquileño, conocido por su trabajo como productor, guitarrista y por haber formado parte de Boddega (uno de los grupos que empezó en 1969 a componer temas inéditos en lugar de hacer covers como era costumbre en esa época),  solo guarda buenos recuerdos de su experiencia musical junto al cantautor argentino, nacido en Luján, Mendoza.

 Desde su domicilio en Guayaquil, con una voz serena y  de pausas alargadas, supo compartir con este Diario algunas palabras y recuerdos sobre lo que  Favio ha dejado para el mundo de la música desde su visión, aquella del colega que compartió escenarios, acordes y anécdotas.

 “Su influencia en mí fue muy positiva. No tan solo porque marcó una época de oro en la música sino porque en los años 60 y 70, él fue de los primeros artistas a los que tuve la oportunidad de acompañar como guitarrista. Aprendí mucho de él.

Audio reportaje sobre Leonardo Favio



Sobre todo, me llevo conmigo su sencillez, su manera de tratar a los músicos, su respeto a los demás. Además, él le enseñó a la gente a ser original, a no cantar lo de otros sino lo propio.

Esa originalidad que tenía en su voz, en su estilo y en sus composiciones fue fundamental en una época dedicada al amor. Leonardo Favio indudablemente influyó mucho en mí
para componer temas originales, canciones inéditas. Él, al igual que Sandro, Tom Jones, Piero y otros grandes artistas, fue una escuela para mí.

Yo creo que su legado no se perderá con el tiempo ni con la llegada de nuevas voces o nuevos estilos. Esto (de la música) funciona así: nuestros padres dejaron su herencia en nosotros, nosotros, en cambio, tenemos a nuestros hijos y esos hijos, las nuevas generaciones, escuchan nuestros temas como nosotros escuchábamos los de nuestros padres.

Por eso, esas canciones (las de Favio) sonaron, suenan y sonarán en todas las peñas del país y de toda América.  No habrá persona que no cante una canción de Leonardo Favio”.

La cronología

1968
El álbum ‘Fuiste mía un verano’ fue su debut como cantante,  después de una carrera cinematográfica.   Imperdible en colecciones románticas.

1974
Con el larga duración ‘Cómo podría explicar’  Favio se consagró con temas como Mi amante niña,  Oh mi Carolina o el tema que le da el nombre a la producción.

1978
‘En concierto en Ecuador’ es una obra fundamental para los fanáticos de Favio. Grabado en vivo  en Guayaquil, el disco hace un alto por su ya dilatado repertorio.

1987
‘Amar o morir’ supuso un reencuentro con el Leonardo  Favio más apasionado de los primeros años pero con la madurez del artista consagrado. Se destacaron temas como Una canción para mi amante, Tiemblas, Querida amiga mía y Quisiera morir ahora.

Califique
2
( votos)