Tiempo de lectura: 4' 56'' No. de palabras: 810

Aun cuando tiene 48 años, Guillermo del Toro conserva su espíritu de niño. Eso se demuestra con cada monstruo que diseña y con las tramas que arma. Su filmografía lo evidencia abiertamente, de los vampiros de 'Blade 2' a las figuras mitológicas de 'El laberinto del fauno'. Todas sus creaciones están alineadas a un mundo de fantasía.

Su última película, luego de cinco años de ausencia, es 'Pacific Rim' (en cartelera) y narra la historia de una invasión de monstruos gigantes (Kaiju) que emergen del océano y pelean con robots (Jaeger) del tamaño de un edificio de 25 pisos.

Cuando le propusieron dirigir ese filme, Del Toro aceptó inmediatamente. Este cineasta mexicano admitió en una entrevista, para agencias internacionales, que creció con los Kaiju (monstruos japoneses) y los Mecha (robots piloteados por humanos), por lo que disfrutó de 'Pacific Rim'. "Ha sido una película hecha por un tipo de 48 años pero dirigida por un niño de 11, que se llama Guillermo del Toro, que creció en los sesenta con todas estas series de televisión japonesas", reseña una entrevista del portal español 20 Minutos.

Guillermo del Toro es una de las mentes creativas más respetadas del cine contemporáneo. Su primera experiencia en el mundo del cine lo hizo con 'Cronos' un filme independiente de terror que trata sobre un objeto dorado elaborado por un alquimista que otorga vida eterna y que 500 años después resulta la obsesión de personas que cometerán crímenes para poseerlo.

En este filme ya se puede evidenciar hacia dónde apunta su estilo. Historias donde el género fantástico predomina y además se recurre a mitos. Ritmo de la narración pausada pero envolvente. Personajes sombríos, prolijidad en la estética y, sobre todo, una cuidada fotografía.

Pero no solo presta atención al lado visual, Guillermo del Toro es muy prolijo en la construcción del guión. Aun cuando cuenta con la colaboración de varios escritores, la última palabra la toma él. Es meticuloso para armar una estructura narrativa.

Además, una característica propia del cine de este director es que ha consolidado un equipo creativo fijo. Por ejemplo, Guillermo Navarro, director de fotografía, es un intenso colaborador en la mayoría de sus proyectos.

Títulos como 'El laberinto del Fauno', 'Hellboy', 'El espinazo del diablo' han sido obras formadas por este fotógrafo mexicano. En la composición musical cuenta con Javier Navarrete, Marco Beltrami o Danny Elfman, según el tipo de producción que le corresponda afrontar.

Pero además, cuenta con actores fetiche como Ron Perlman quien colaboró en 'Cronos', 'Hell­boy' y 'Pacific Rim'. Los rasgos fuertes de Perlman, conocido por haber protagonizado la serie 'La bella y la bestia' de los ochenta, llamaron la atención a Del Toro. El argentino Federico Luppi o el español Santiago Segura, ambos actores simpáticos de aspecto y comportamientos sui géneris, también son asiduos colaboradores en las obras de Del Toro.

El curioso estilo de este director mexicano es que todos los monstruos que crea guardan rasgos de humanidad, no solo son presencias aterradoras, detrás de su apariencia estas criaturas sienten, viven conflictuados y toman decisiones, nunca están estáticos. Se alejan de la estereotipada presentación de que el monstruo es maldad en estado puro.

Guillermo del Toro es un hombre comprometido a tiempo completo con el cine. Dirige y escribe lo que realmente le gusta. Es consultor creativo de grandes estudios de Hollywood. Y se aventurará a la animación con 'Pinocho'. Será un filme en stop motion, que garantiza ser una adaptación inolvidable.

'El laberinto del fauno'
Ofelia es una niña de 13 años que se ve inmersa en una aventura en la que conoce a un fauno y también al terrorífico hombre pálido. La historia está adaptada en la dura época franquista. Ganó, en el 2006, tres premios Oscar.

'Hellboy'
La película está basada en el cómic que lleva el mismo nombre, creado por Mike Mignola. Hellboy es un monstruo creado en la Segunda Guerra Mundial para hacer el mal. Los Aliados rescatan este experimento y lo forman para proteger a la humanidad.

'El espinazo del diablo'
La película está ambientada en la Guerra Civil española y la trama se desarrolla en el orfanato de Santa Lucía. El protagonista es Carlos, quien descubre la presencia de un fantasma que le guiará para descubrir un oscuro secreto.

'Mimic'
Una pareja de doctores modifican genéticamente un insecto para terminar con una epidemia iniciada por las cucarachas. Aun cuando solucionan el problema, sin proponerse crean una catástrofe descomunal. Este filme fue su primera experiencia en Hollywood (1997).

Califique
2
( votos)