Tiempo de lectura: 5' 5'' No. de palabras: 839

La inauguración del Festival de Viña del Mar, que se celebrará hasta el viernes en esa ciudad chilena, a orillas del Pacífico, tuvo acento mexicano, de manos del grupo Maná, que regresaba a la Quinta Vergara tras 10 años.

Tras la larga ausencia, Oye mi amor fue su primer contacto, seguido de unas palabras de añoranza por parte de Fher, uno de los fundadores de la banda. "Ya los extrañábamos mucho. Hace diez años vinimos y nos lo pasamos espectacular. Esta noche nos lo vamos a pasar aún mejor", dijo ante las 15 000 almas que llenaban el anfiteatro. La armonía entre Maná, que en polinesio significa energía positiva, y el entregado público fluyó De los pies a cabeza, con la esperanza de una Lluvia al corazón.

Uno de los grupos más influyentes en la historia del rock latino deleitó a la multitud con temas que los fieles al festival no habían disfrutado en directo: El verdadero amor perdona o Bendita tu luz.

Antes de que el espectáculo llegara a la mitad, el show hizo una pausa y luego de que el público coreara la letra de Mariposa traicionera, la formación mexicana recibió el primer galardón: una antorcha de oro. Los integrantes de Maná subieron a una seguidora de la banda al escenario, pero al ser santiaguina, también llamaron a una fanática local, las cuales disfrutaron junto a sus ídolos de Tú eres mi religión.

En la década de los noventa, la armónica fue una de las señas de identidad de Maná gracias a Vivir sin aire, que interpretaron por primera vez en tierras australes en su gira de 1993. Maná siguió con los guiños y, con una camiseta de la selección chilena a los hombros, tocaron En el muelle de San Blas y Fher presentó a sus compañeros, incluyendo a Álex, en la batería, que cumplía años este domingo.

Con las luces apagadas a petición de Maná, todo el público se movió al son de la música en una Quinta Vergara iluminada únicamente con la luz de los móviles, como en décadas pasadas se hiciera con antorchas. Maná demostró que las frases de amor en sus canciones no pasan de moda.

Los mexicanos se despidieron con una antorcha de oro y gaviotas de oro y plata.

Después de un espectáculo humorístico y de la franja destinada a las competencias Folclórica e Internacional, que dejaron un mejor sabor de boca que en pasadas ediciones del festival, llegó el turno de los protagonistas de 'Supremo', el tercer álbum de Chino y Nacho.

Tienen nombre de viejos compañeros de colegio, y en su paso por Viña demostraron que ese carácter común no está ajeno a lo que realmente representan. El dúo de origen venezolano llegó a Viña a ocupar el mismo lugar en el que anteriormente se ubicaron decenas de exponentes cortados por similar tijera, varios olvidados.

De Sandy y Papo a Pitbull, de Los Cantantes a Prince Royce, la dupla venezolana tampoco llegaba con más méritos que un par de pegajosas canciones de temporada. Y de ellas echaron mano. Así, en cerca de media hora ya habían sonado Tu angelito y Mi niña bonita, además de la La vida es bella y hasta un cover: Felicidad, de Gondwana.

Casi todas piezas en clave de merengue, que es la forma en que Jesús Miranda y Miguel Mendoza decidieron interpretar esa extensiva categoría a la que hoy la industria llama música urbana. Suena a apuesta segura. Pero algo pasaba: el despegue en la Quinta Vergara no lograba concretarse.

Entraron los animadores, señal infalible de que es hora de pedir premios, pero no hubo ni atisbos de ello en el público. Entonces los venezolanos se jugaron por la sorpresa: una canción dedicada al público local llamada Que viva Chile.

El tema tiene todo lo que encantaría en campañas como la Teletón o en las previas de la Selección Chilena de Fútbol, pero el efecto aquí estuvo lejos de esa idea. Solo un nuevo ingreso de los animadores terminó con antorchas de plata y oro para el dúo. No más de 5 000 personas se quedaron.

La agenda

Para hoy está prevista la presentación del español Miguel Bosé, Nancho Parra y la agrupación juvenil Jonas Brothers.

El presentador  Rafael Araneda animará las seis noches que durará el evento, junto a la española Eva Gómez.

Los presentadores del certamen hicieron una mención especial de las víctimas de un último incendio, que dejó más de 1 000 damnificados en la ciudad de Valparaíso.

Elton John  tendrá una fugaz participación en el festival, donde se presentará este jueves como la estrella más destacada. El cantante británico recibirá unos USD 830 000.

Califique
2
( votos)