Tiempo de lectura: 1' 57'' No. de palabras: 321

En su aniversario número 80 la compañía Peerless festeja con un trabajo de selección de un repertorio entre más de 400 artistas.

La selección consta de canciones de formato acetato, LP, 78 y 33 revoluciones y un trabajo de limpieza de sonido para una colección que consta de 80 discos de personalidades como Pedro Infante, Lola Beltrán, Celia Cruz y Agustín Lara.

"Mi abuelo vino en el año 1906, se dedicó a vender droguería, luego a la venta de instrumentos musicales y en el 33 decidieron empezar con este bastante riesgoso campo que es la música grabada. Al principio fue sumamente difícil, había muy pocos reproductores de discos, todos importados de Estados Unidos, y este paso en la industria fue fundamental para abrir campo aquí", comentó el ingeniero Jürgen Ulrich.

La empresa, que se vendió en el 2001 a Warner Music, fue la primera compañía de discos en México (fundada en 1933). En ella grabaron íconos de la música mexicana que, aunque algunos han muerto, siguen siendo parte de la identidad del país.

"Creo que es una representación de la poesía mexicana, por otro lado la idiosincrasia, otra cosa es el amor a la música, el romanticismo mexicano y en general la poesía latente en el pueblo", dijo Sergio Solís, creador de la colección. Con versiones de grandes autores se exhiben y recuperan estos testimonios que acompañan la tradición de un país.

Tomás Rodríguez, director Warner Music México, aclaró que siempre ha existido una labor de apoyo y colaboración con Peerless, compañía a la que compraron porque no tenían un catálogo de la naturaleza.

"Nos llena de orgullo. Al entrar en el acervo, sabes que hay un público que reclama esta música. Está vigente y es catálogo de hace muchos años", apuntó.

Califique
2
( votos)