Tiempo de lectura: 3' 58'' No. de palabras: 646

Delirante y exagerada es la tercera parte de '¿Qué pasó ayer?' En esta nueva entrega no hay resaca, no desaparece nadie y no hay misterios por reconstruir a la mañana siguiente. En otras palabras, esta película se desprende de la fórmula original que despertó el interés de millones de espectadores.

Si se hace un ejercicio de comparación. Lo interesante de la primera parte es que el filme rompía con la linealidad del relato y narraba la historia a partir de un 'flashback'. La segunda parte respetaba esa estructura, aunque resultó ser más grotesca y perdió mucho peso narrativo.

Pero en ambos filmes, cuando los personajes se acercaban a resolver y dominar una situación algo pasaba y aumentaban los problemas. Así el conflicto crecía, se volvía un relato atractivo y los espectadores se identificaban con los tres personajes centrales.

Pero en esta (aparentemente) última entrega, toda la información está dada y el espectador sabe lo mismo que los protagonistas. Entonces si la acción base de los dos filmes predecesores era recordar lo que se hizo ayer y encontrar a uno de los amigos que estaba perdido; en esta entrega la acción base se concentra en el proceso de 'madurez' del regordete Alan, quien a sus 42 años causa problemas como un adolescente.

La película empieza con un detonante inverosímil, todo un sello en las películas de Todd Phillips: la decapitación de una jirafa causa una colisión en la autopista y todo esto gracias a Alan. Además, este suceso debe ser resuelto por su padre, quien muere de un ataque cardíaco.

  • Vídeo

¿Qué pasó ayer? 3. Trailer subtitulado video You Tube. Canal: Trailers In Spanish



Así, Alan se presenta como el parásito de la familia, inconsciente, irresponsable y egocéntrico. Es él quien causó los incidentes que aparentemente se resolvieron en los anteriores filmes. Pero en esta nueva entrega se sabe que no, y el 'Wolfpack' deberá superar todas las dificultades que aparecen. Entre ellas está la de recuperar un cargamento de oro, liberar a Doug quien está secuestrado en manos de un traficante de drogas y capturar a Chow, el asiático mafioso que en esta nueva entrega está incontrolable (se escapa de una cárcel de Tailandia y además ha forjado una extraña amistad con Alan).

Así, la película se desarrollará en una cárcel en Tailandia, en Tijuana y, por supuesto, deberá cerrar donde todo empezó: en Las Vegas. Pero ahora esta ciudad ya no se presenta como una urbe divertida, como ocurrió en el 2009, sino como un lugar donde el tiempo corre y se debe resolver el caso antes de que ocurra una tragedia. Y en medio de todas estas situaciones atropelladas, habrá tiempo para retomar viejas amistades, chistes grotescos, las típicas frases imprudentes de Alan y hasta momentos emotivos. Como por ejemplo el encuentro entre Alan y 'Carlos', el bebé que estuvo presente en la primera parte y que ahora tiene 4 años. En esta escena Alan descubre el sentido de cuidar del prójimo y ser sensible.

En este nuevo molde se apuesta por mezclar varios géneros cinematográficos: apunta a la comedia de situación, a la comedia romántica y al cine negro. Así se compone una película que se digiere fácilmente y que generará varias risas entre los espectadores. Con esta propuesta no se evita que se pierda el factor sorpresa, por ello en toda la película se intenta desesperadamente retomar momentos de los filmes anteriores. Una recomendación, permanezca en sala hasta después de los créditos... vale la pena.

La ficha

Título: '¿Qué pasó ayer, 3'
Dir:  Todd Phillps
Guión:  T. Phillips, Craig Mazin
Elenco:  Bradley Cooper, Ed Helms, Zach Galifianakis, Keng Jeong.
Foto:  L. Sher Montaje: J. Groth
Año:  2013
País:  EE.UU.

Califique
2
( votos)