Tiempo de lectura: 3' 19'' No. de palabras: 543

Martín Calle y Pamela Palacios se ponen el reto de levantar en peso a su robusto compañero de reparto Mao Haus. Lo hacen y se toman una foto para que quede el registro de su hazaña. Su compañera de elenco, Carolina Jaume los mira divertida.

Los cuatro actores están en el camerino de los estudios de Gamatv, donde se graba ‘Puro Teatro’, el proyecto de ese canal, el pasado jueves 7 de abril. Tienen un mes en estas actividades, aunque Mao apenas se integró al elenco hace un par de semanas.

La idea de ‘Puro Teatro’ es llevar a la televisión obras teatrales, algunas originales otras adaptaciones, que se graban con público en vivo. Para esto, el estudio se transforma en un pequeño auditorio, con capacidad para 50 personas.Durante las grabaciones del programa se procura que estas nunca se detengan para que tanto el público en vivo como el de televisión tenga la ilusión de estar en una sala de teatro. Las personas en el estudio también sirven a los actores para ir caracterizando mejor sus diversos personajes.

Una cosa es hacer televisión -dice Palacios- y otra hacer teatro. “Cuando se trata de mezclar ambos hay retos. Se está limitado a las cámaras, a jugar con las cámaras. A las luces, a tener dos públicos muy diferentes”

En este programa, el ‘corte y va de nuevo’ está casi prohibido. “Estoy debutando en ‘Puro Teatro’ y me parece una propuesta interesante para entretener y llevar las vivencias del teatro, a los televidentes”, señala Mao Haus.

La relación entre el grupo es buena. Cada pausa, cada momento fuera de las cámaras es aprovechado por el grupo para hacerse bromas. Es casi como si nunca dejaran de actuar.

Parte de esa buena relación se debe a que han compartido proyectos entre ellos. Martín Calle y Carolina Jaume fueron los protagonistas de ‘El secreto de Toño Palomino’; y Calle y Palacios trabajaron en ‘Lucho Libre’. Ambos se transmitieron en Ecuavisa.

Los ensayos duran hasta 40 minutos. Está previsto que ‘Puro Teatro’ dure una hora y se transmita una vez por semana. Cada presentación es diferente. El público disfruta ver las obras, cuyas temáticas principalmente vienen del teatro grotesco.

Calle es el más bromista del grupo. Desde que llega a las grabaciones se junta con sus compañeros para improvisar, leer los guiones, trabajar los personajes que interpretará en la obra.

¿Se improvisa mucho? “Sí. Pero depende de la obra. Si hay algo chistoso o que notamos que al público le gusta. Prestamos atención a sus reacciones. Nos alimentamos de sus risas”, dice Calle

Por ahora está previsto que la primera temporada tenga 30 episodios. Cada uno será una obra diferente. “De los personajes que más me ha gustado interpretar ha sido el de la secretaria en patín. Es una especie de transexual, medio estrambótico, gracioso”, asegura Carolina Jaume.

Las obras son pícaras y usan mucho el doble sentido, sin caer en el empleo de vulgaridades.

Califique
2
( votos)