Tiempo de lectura: 2' 31'' No. de palabras: 394

Esteban Loaiza, quien fuera esposo de Jenni Rivera, aún no puede creer que la cantante esté muerta.

El beisbolista, de quien la cantante grupera se separó en octubre pasado, aceptó hablar para el programa Un nuevo día, de la cadena Telemundo, y comentó que aún espera poder comunicarse con los familiares de Jenni, pues hasta ahora sus suegros no le han contestado las llamadas.

“Dios es el que sabe y de lo que viene y el dinero, de eso no puedo hablar. Estoy sin creerlo, quiero saber la verdad, ya que están los hermanos, mis cuñados allá, pero no me contestan las llamadas. Se nos vino el momento. Yo no puedo creer que esté muerta hasta que me marquen ellos”, señaló en declaraciones que también reproduce la cadena Univisión.

“Se dicen muchas cosas en los medios y en Internet, no sabemos qué es verdad. Estamos esperanzados como todo el mundo, fans y familias, no creemos lo que está pasando, voy a esperar a que me marquen”, detalló.

Loaiza y Jenni Rivera se casaron en 2010 y apenas el pasado octubre la cantante anunció que demandaba el divorcio, pero no quiso dar a conocer los motivos.

También se supo que habían tenido diferencias por el anillo de compromiso, pues Jenni quería subastarlo para ayudar a un fan, pero Loaiza no estaba de acuerdo.

El beisbolista, de origen mexicano, había evitado hacer declaraciones públicas hasta ahora, pues se encontraba devastado por la muerte de la cantante.

Sin rencores
Doña Rosa Rivera, madre de la cantante, afirmó que no le guarda rencor al beisbolista. Visiblemente triste y con la voz entrecortada, doña Rosa comentó que Esteban está invitado a los servicios fúnebres si él desea asistir.

“Sé que hubo cosas en su matrimonio, pero quiero decirle a Esteban que no le guardo rencor, que lo quiero mucho”, dijo Doña Rosa.

“Sé que Esteban quería mucho a mi hija y en mi corazon sólo hay amor para él, no tengo nada que perdonarle”.

Agregó que por el momento no se han podido comunicar con él, pero que es bienvenido en su casa.

“No hemos hablado, mi teléfono está apagado porque quiero descansar”, expresó, “pero él sabe que es bienvenido, aquí lo queremos mucho y no hay una mala relación”.

Califique
2
( votos)