Tiempo de lectura: 3' 36'' No. de palabras: 568

En el Hollywood clásico, el musical se nutría de talentos curtidos en la actuación, el baile y la canción como Gene Kelly, Judy Garland o Julie Andrews. Pero si no, no había problema en doblar a la estrella de turno como sucedió con Audrey Hepburn en ‘My Fair Lady’, Catherine Deneuve en ‘Les parapluies de Cherbourg’ o Christopher Plummer en ‘The Sound of Music’.

Desde entonces, muchos actores se han atrevido a cantar a pesar de sus imperfecciones, una moda que inició Woody Allen en ‘Everyone Says I Love You’ y que este año con Hathaway y Jackman ha alcanzado su apogeo.

Jackman demostró su potencial en Broadway y Tom Hooper (director de ‘Les Miserables’), confiando en su voz, decidió grabar casi todos los números en directo y no en un estudio.

Russell Crowe, Amanda Seyfried, Eddie Redmayne, Sacha Baron Cohen y Helena Bonahm Carter también han asumido el reto. Esta última hizo lo propio a las órdenes de su marido, Tim Burton, en ‘Sweeney Todd’. Sin embargo, el detonante de esta iniciativa, con permiso de Allen, fue Baz Lurhman con su ‘Moulin Rouge’, musical anacrónico que sacó partido a las voces de Ewan McGregor y Nicole Kidman.

McGregor se animó luego a cantar en ‘Down With Love’ e incluso se subió a las tablas con ‘Guys and Dolls’, el musical que en cine dirigió Joseph Leo Manckiewicz y en el que Marlon Brando se atrevió a cantar en la medida de sus posibilidades, sin ser doblado.

Kidman alcanzaría el número 1 en las listas de éxitos con Robbie Williams reinterpretando el clásico de Frank y Nancy Sinatra Something Stupid. No llegó a dar el salto a una carrera musical como haría Jennifer López, que acabaría siendo más rentable en los discos que en las películas. Y Kate Winslet también entró en las listas británicas cantando la canción What if, de la película ‘Christmas carol’.

Desde entonces, hemos visto cantar a Catherine Zeta Jones (que ganó el Oscar) y Richard Gere en ‘Chicago’; a Meryl Streep en la muy popular ‘Mamma Mia!’, y Reese Witherspoon, que también venció en los Oscar por hacer de June Carter al lado del también nominado Joaquin Phoenix (como Johnny Cash) en ‘Walk the Line’.

En la otra dirección, ha habido casos de éxito. Algunas cantantes han ganado el Oscar, como Jennifer Hudson con ‘Dreamgirls’ y Cher con ‘Moonstruck’. Otras fueron nominadas, como Diana Ross por ‘Lady Sings the Blues’ y Queen Latifah con la citada ‘Chicago’. E incluso en Cannes se han visto reconocidas algunas cantantes, como Björk, por ‘Dancer in the Dark’, y de nuevo Cher, por ‘Mask’.

Los que le pusieron voz a la pantalla En el cine español  Paz Vega y Natalia Verbeke cantaron en la película titulada ‘El otro lado de la cama’ Rupert Everett   interpretó I Say a Little Pray en la mejor escena de ‘My Best Friend’s Wedding’, en la que, tras Julia Roberts decidió que estaba mejor calladita.

Como ejemplos de  ‘impasses’ al saltar de la música al cine quedan registrados Michael Jackson, los Beatles, Mick Jagger, Elvis, Sting, David Bowie, Tom Waits o Justin Timberlake, así como el español Miguel Bosé, como chico Almodóvar en ‘Tacones lejanos’, que no llegó a cuajar como actor.

Califique
2
( votos)