Tiempo de lectura: 2' 7'' No. de palabras: 355

Con un secuestro, guerrilleros armados y disparos. Así fue el estreno de la telenovela 'Tres Caínes', una producción de RCN que cayó bajo los reflectores de la controversia.

Grabada en las selvas colombianas y en Medellín, la serie de 75 capítulos, que es difundida en simultáneo en EE.UU. por MundoFox, es presentada como "la historia jamás contada de los hermanos Castaño". Y se enfoca en la vida, crímenes y miserias de Fidel, Carlos y Vicente, interpretados por Gregorio Pernía, Elkin Díaz y Julián Román.

Los tres hermanos fueron los fundadores de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) y responsables de múltiples asesinatos, en medio de la guerra que libraron con las guerrillas de izquierda de las FARC y del ELN.

Omar Rincón, crítico de televisión, sostiene que alrededor de 'Tres Caínes' existe el mismo debate que surgió en torno a 'Escobar, el patrón del mal', la teleserie que Caracol Televisión exhibió el año pasado. "Pero si se ve desde el 'rating', hay que concluir que a la gente le gusta". El periodista colombiano sostiene que un espectador "ve en la TV con lo que más se identifica y se reconoce". Además, señala que "el narcotráfico tiene un grado altísimo de identificación en Colombia y en la región. Y seguramente (a la novela) le va a ir bien, como le fue a 'Escobar...'. Es un mundo que tiene cierta legitimidad".

Juan Diego Restrepo, periodista y catedrático de la Universidad de Antioquia, se muestra más crítico. "El discurso que se emplea en la telenovela tiene una fuerte carga semántica y ofende". El también articulista, que publicó una columna titulada 'Las ofensas de 'Tres Caínes', dice que la teleserie conduce a la "revictimización de las víctimas del paramilitarismo en Colombia". Y añade: "Izquierdistas, sociólogos, antropólogos, sindicalistas, etc. adquieren en la novela una connotación negativa y se puede crear la idea de que ellos son los generadores del conflicto".

Califique
2
( votos)