Tiempo de lectura: 6' 46'' No. de palabras: 1098

La suya ha sido una carrera de crecimiento hasta la madurez que ostenta hoy. En su rostro, la imagen que proyectó en la teleserie 'Escalona' o en la telenovela 'Gallito Ramírez' se muestra como una fotografía que cede ante los días; pero él, Carlos Vives, mantiene la sonrisa Caribe. La mantiene para decirle a sus fieles escuchas y a los que se suman a sus filas que 'volvió a nacer'.

Y así lo viene cantando en la gira Como le gusta a mi pueblo, que ya ha recorrido ciudades de EE.UU., Argentina y Colombia y que lo trae a Ecuador para dos conciertos. El primero en Quito, mañana, a las 20:00, en el coliseo General Rumiñahui. El segundo en Guayaquil, el sábado, en el estadio Alberto Spencer.

Este 'tour' difunde las canciones de la más reciente placa del artista colombiano, 'Corazón profundo', del cual ya han conseguido posicionarse los tres primeros 'tracks': Volví a nacer, Como le gusta a tu cuerpo (que interpreta junto al brasileño Michel Teló) y Bailar contigo. Si alguna diferencia debe anotarse sobre esta placa respecto de los trabajos anteriores de Vives, es un apego por los mensajes 'buenos' y por lo romántico de la música tradicional caribeña: los sonidos vallenato, pero con atmósfera de bolero.

Los títulos de los discos de Carlos Vives, en su etapa de vallenato y fusión étnica (pues sus inicios en la música se definieron por tres álbumes en onda pop rock y balada), expresan los sentires que han dominado durante su carrera y sintetizan la esencia de su propuesta musical.

'Clásicos de la Provincia' (I y II), en relación al vallenato que le dio popularidad por rescatar la expresión colombiana. 'La tierra del olvido', 'El amor de mi tierra' y 'El rock de mi pueblo', tres placas con esa aura que conjuga contemporaneidad y nostalgia, ligándolos a las manifestaciones de su terruño y al amor que Vives siente por él. 'Tengo fe', 'Déjame entrar' y 'Corazón Profundo' (con el que regresó tras ocho años de ausencia en la música), por su parte, denotan una veta más romántica, le canta a la mujer con la misma entrega que, en su momento, le cantó a su región; pero ahora se busca consolidar una relación formal.

Si bien personas con mayor edad no desatendieron el fenómeno que significó Vives con su reivindicación de las letras populares, son otras las generaciones que crecieron con su música, sus letras y sus fusiones.

Las confesiones en Twitter de algunos de sus seguidores dejan al descubierto los años que han pasado desde que el nombre de Carlos Vives se extendió por Latinoamérica, al ritmo de La gota fría. Quienes escucharon la versión de 1993 de ese vallenato compuesto por Emiliano Zuleta, ahora bailan y experimentan los amores y los deseos de 'Corazón profundo'.

Ahora, el mismo músico supera los 50 años. En su imagen cotidiana aún se lo podría ver con esas bermudas de jean desflecado con las que se sacudía al toque del acordeón en sus primeros años; pero el videoclip de Bailar contigo regaló una imagen más formal del músico samario.

El audiovisual lo protagonizó junto a su actual esposa, la ex miss Colombia, Claudia Elena Vásquez, (es la segunda vez que lo hace, pues ya en el 2002 actuó en el videoclip de Déjame entrar, rodaje que conectó a la pareja). Allí se ve a ambos en un montaje de época, reviviendo aquellos años de los grandes salones de baile, del bolero, del amor cantado.

La imagen dice eso; y las letras de los actuales temas de Vives lo corroboran (todos los cortes de su nuevo álbum son de su autoría). No, no son canciones con temáticas viejas; bien dice el dicho: "para cantarle a los amores no existe edad", ya ve usted -lector- al colérico Florentino Ariza.

Más bien, 'Corazón profundo' muestra el disfrute de otro momento, de otra etapa de la vida. Antes Vives se desbocaba interpretando La celosa -compuesta por Escalona-, donde decía a 'Anita' que no se preocupe y que no cele tanto, mientras el galán se distraía con algunas amiguitas prestándoles el corazón por un ratito. Ahora, Vives puede subir al Himalaya, batirse con su espada, boxear en las olimpiadas... porque "Quieeero casarme contigo... Estar a tu lado... ser el bendecido por tu amor...".

La canción Volví a nacer lleva cerca de un año rotando en las radios y disponible para las descargas digitales. El tema, el primer promocional que Carlos Vives lanzó de 'Corazón profundo', debutó en la cima de la lista Billboard Hot Latin Songs y desde entonces su popularidad no ha menguado. En las discotecas la gente la baila: parejas se cantan las letras en un gesto romántico, mujeres solas mueven sus pies mientras exclaman las palabras, jóvenes se dejan atravesar por el ritmo de la propuesta.

Resulta curioso que, a estas alturas -con las dinámicas imperantes en la sociedad actual- cuando la tendencia mundial apunta a una prolongación de la soltería, a una resistencia al compromiso y a la vida en pareja o familiar, y a un aumento en las tasas de divorcio, la letra de Volví a nacer sea coreada con tanto entusiasmo con esa figura del matrimonio tan presente.

Además de ser el tema que musicaliza la telenovela chilena 'Solamente Julia', Volví a nacer se presta para recrear historias amatorias, romances obstinados y esperanzas renacidas. Es el tipo de canción que cosecha seguidores enamorados o con ansias de amar. Al parecer, el amor romántico todo lo permite y para experimentarlo solo falta -como dice Carlos Vives- "planchar de nuevo el corazón".

  • Vídeo

Carlos Vives - Volví A Nacer

Carlos Vives - Volví A Nacer. Video: Youtube. Canal: CarlosVivesVEVO

Volví a nacer:

Puedo no roncar por las mañanas

Puedo trabajar de sol a sol

Puedo subirme hasta el Himalaya

O batirme con mi espada

Para no perder tu amor.

Puedo ser tu fiel, chofer, mujer

Todo lo que te imaginas puedo ser

Y es que por tu amor volví a nacer

Tú fuiste la respiración

Y era tan grande la ilusión

Pero si te vas, qué voy a hacer

Planchar de nuevo el corazón

Se pone triste esta canción Quiero casarme contigo

Quedarme a tu lado

Ser el bendecido con tu amor

Por eso yo quiero

Dejar mi pasado

Que vengas conmigo

Morir en tus brazos dulce amor

Por eso yo quiero...

Califique
2
( votos)