Especialistas recomiendan que los padres mantengan rutinas y enseñen a sus hijos a compartir para que no presenten problemas cuando ingresen al preescolar. Foto: Flickr/ Seattle Parks & Recreation.

Especialistas recomiendan que los padres mantengan rutinas y enseñen a sus hijos a compartir para que no presenten problemas cuando ingresen al preescolar. Foto: Flickr/ Seattle Parks & Recreation.

Seis pautas para facilitar el proceso de adaptación al preescolar

Mariela Rosero.
Coordinadora (I)

En septiembre, en los planteles privados empezarán las clases para preescolares. En el sistema público, los niños de 3 a 5 años suelen ingresar un mes después. Los padres de familia buscan que el proceso de adaptación de sus hijos esté libre de llanto y temores. Por lo que la especialista Ana Álvarez, de Explo Kids, brindó algunas recomendaciones, que pueden facilitar el inicio de la vida estudiantil de los hijos.

1) En estos dos meses de verano, julio y agosto, esfuércese para que su hijo mantenga una rutina diaria, una estructura. Eso evitará un choque con ciertas reglas propias de un ambiente escolarizado. En los planteles hay horas para cada actividad: de ingreso, recreo, juego, recortar, escuchar un cuento, salida.

Los padres deben hacer que su hijo se acueste y duerma a la misma hora cada noche, de preferencia temprano. Si un pequeño va a la cama a las 23:00, seguro despertará a las 10:00. Y si se pasa frente a la televisión o a su iPad, difícilmente pondrá atención a las indicaciones de su maestra. Así que a establecer horarios.

2) Busque una actividad, en la que pueda compartir con otros niños de su edad. Lo ideal sería que acuda a un corto campamento vacacional, para que aprenda a estar rodeado de otros niños de su edad. Caso contrario otra opción es hacer que frecuente a otros niños, más allá del círculo familiar, que conozca que no es el único a quien se debe escuchar o prestar atención ante un requerimiento, que sepa que hay turnos para hablar.

3) Los padres tienen que incentivar al pequeño para que practique actividades para reforzar su desarrollo motriz, además hablarle claro, para que su lenguaje sea claro.

4) El niño debe aprender a compartir. Quienes viven con adultos y son hijos únicos suelen tener dificultades cuando en el salón de clase hay implementos que se comparten. El proceso debe empezar en casa.

5) El preescolar debe ser independiente. En casa hay que enseñarle a que vaya al baño solo. A veces, dice la experta, el padre y la madre comenten el error de sobreproteger al hijo y no le dan pautas para que sea autónomo. Una maestra de 10 o más niños no puede estar pendiente de las necesidades de un niño, además, como medida de seguridad, el pequeño debe estar en capacidad de ocupar el sanitario solo, sin ayuda, solo con algo de supervisión.

6) Enseñarles a verbalizar cuando algo les disgusta, a contarlo a un adulto de confianza, en la escuela, no solo en el hogar, es importante. Esta educadora pide que los padres de familia hablen a sus hijos sobre las partes privadas, hay libros que ayudan.