9 de enero de 2015 16:44

Volvo cuida la vida de los ciclistas

La firma sueca Volvo utilizará una aplicación para determinar la posición de ciclistas y vehículos y así evitar accidentes en las vías. Foto: elmundo.es

La firma sueca Volvo utilizará una aplicación para determinar la posición de ciclistas y vehículos y así evitar accidentes en las vías. Foto: elmundo.es

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3

Fuente: www.elmundo.es

La industria automovilística ha sumado todos sus esfuerzos para desarrollar nuevos sistemas de seguridad que protejan a los ocupantes de sus vehículos, a los peatones y a otros conductores.

Volvo es una de las marcas que más dedicación le ha puesto a este objetivo. La firma ha desarrollado un proyecto muy ambicioso para evitar que una persona muera o resulte herida con alguno de sus vehículos. Este plan, que tiene como plazo para entrar en funcionamiento después de cinco años, se denomina Volvo Vision 2020.

En este sentido y aprovechando que se realizó en esta semana la Feria Internacional de Electrónica de Consumo (CES, por sus siglas en inglés), en Las Vegas (Estados Unidos), la marca presentó su más reciente innovación en cuanto a seguridad. Se trata de un sistema que se apoya en la aplicación Strava (que registra el trayecto que cumple un deportista y las actividades que realiza) para determinar la ubicación de una persona en bicicleta y de un vehículo, y así evitar accidentes. La información es compartida en la ‘nube’ o servidor de internet de Volvo y se ejecutan las acciones pertinentes.

El programa emite señales de alerta en caso de que detecte que se puede producir una colisión entre ambos. En el caso del vehículo, el sistema emite una señal en el parabrisas para avisar sobre la presencia de un ciclista en las cercanías del automotor, inclusive si este está en un punto ciego, como la salida de una curva o detrás de otro vehículo, o si es de noche y la visión es escasa. Por su parte, el ciclista es alertado gracias a una luz que está montada sobre su casco para que así evite ser atropellado.

Esta aplicación, que fue desarrollada especialmente para ser usada en la ciudad, pretende reducir los índices de siniestralidad en las vías y forma parte de la propuesta de seguridad de Volvo.
En el caso de que este proyecto sea exitoso y se generalice en todo el planeta, países como Estados Unidos tendrían una gran ayuda para reducir los accidentes.

Y es que en suelo estadounidense, el gasto por lesiones y muertes de ciclistas representa más de USD 4 000 millones por año. Solo en el 2012 murieron 726 ciclistas en ese país, siete de cada 10 en siniestros ocurridos en los centros urbanos.

Además, el uso de bicicletas se ha hecho más popular en los últimos años. En el 2013 se comercializaron 132,3 millones de unidades de este medio de transporte en el mundo y cada año crece aún más el número de personas que las utilizan y la frecuencia con que lo hacen.

La bicicleta se ha convertido en uno de los transportes más usados, inclusive existe una tendencia de organizar grupos de empleados para asistir a sus trabajos sobre dos ruedas.

Este sistema se une a otros mecanismos de seguridad implementados por Volvo como el asistente de cambio de carril involuntario que detecta un desvío en la ruta y corrige la trayectoria del auto.

También se destaca el sistema de frenado automático cuando los sensores del vehículo detectan que un peatón, animal o vehículo se encuentra muy cerca y representa algún peligro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)