23 de September de 2013 14:18

Vettel, el campeón abucheado: "Me lo tomo como un piropo"

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El piloto alemán Sebastian Vettel camina imparable hacia su cuarto Mundial de Fórmula 1, pero ya no sólo tiene rivales dentro de la pista: el alemán deberá aprender a convivir con los abucheos de la grada para no distraerse en la recta final, algo que temen en Red Bull.

El líder indiscutible del Mundial se lo toma por ahora con aparente serenidad, pues sabe que dentro de tres semanas puede conquistar su cuarto título consecutivo por muchos gritos en contra que escuche. Sin embargo, su jefe, Christian Horner, cree que si los abucheos se repiten pueden llegar a despistar al alemán en su camino a la gloria.

"Por su puesto que dice que no le afecta, pero él también es una persona", dijo Horner después del Gran Premio de Singapur, el segundo consecutivo en el que Vettel recibe abucheos en lo más alto del cajón. El jefe de la escudería energética no cree que las antipatías hacia Vettel sean por la personalidad del alemán: "La gente apoya al débil, es normal".

El piloto se refirió al tema con su habitual humor sarcástico. "Están en un tour, viajan en autobús", dijo Vettel, que también escuchó silbidos dos semanas antes en Monza. "Si algunos abuchean me lo tomo como un piropo. Tienen envidia", añadió después de su séptima victoria en las 13 carreras de 2013.

El piloto británico Lewis Hamilton, de Mercedes, lamentó la imagen del podio: "Nadie debería ser abucheado por su éxito, da igual lo difícil o fácil que fuera lograrlo. Definitivamente eso no está bien. Él está camino de su cuarto título y merece consideración".

Desde Ferrari también criticaron los silbidos, pero el jefe de la "Scuderia", Stefano Domenicali, lo ve también como un ejemplo del amor de las gradas hacia el equipo italiano. "No me alegré cuando escuché que Vettel fue abucheado en el podio de Singapur. El piloto alemán lo hizo perfecto y fue ayudado por un coche tan rápido como fiable: eso debería ser reconocido.

Pero por otra parte, eso muestra que el apoyo a Ferrari es único e increíble, que la pasión que inspira el 'cavallino rampante' es verdaderamente global", dijo en declaraciones publicadas en la página web de Ferrari. La prensa internacional se rindió hoy de nuevo a los pies de Vettel, que voló a bordo de su Red Bull en Singapur para lograr su victoria número 33 en la máxima categoría del motor.

"Un comienzo como Bolt y una táctica de genio", señaló el diario italiano "La Gazzetta dello Sport". "Vettel apaga el interruptor del Mundial", escribió el austríaco "Kurier". "Si puediera decidir, le daría hoy mismo el título", señaló el ex campeón del mundo Niki Lauda. Después de su tercer triunfo consecutivo bajo las luces de Singapur, Vettel tiene 60 puntos de ventaja sobre el español Fernando Alonso, segundo en Marina Bay a bordo de su Ferrari. La puja durará por lo menos dos semanas más: Vettel podría proclamarse campeón antes de abandonar la gira asiática.

Si el alemán gana en Corea del Sur y Japón y Alonso logra menos de 11 puntos, el cuarto título del piloto de Red Bull será una realidad con cuatro Grandes Premios por disputarse. Sin embargo, pocos dudan de que si no es en Japón, será en India, Abu Dhabi, Austin o Brasil. "Se necesita una invasión de Corea del Norte en Corea del Sur, un terremoto en Japón, una fiebre de dengue en India, una tormenta de arena en Abu Dhabi, un tiroteo en Texas y un atraco a mano armada en Brasil para apartar a Vettel de su cuarto Mundial", sentenció el diario británico "Daily Mail".

La escudería Ferrari parece haber tomado nota y anunció que dedicará a partir de ahora casi todos sus esfuerzos a desarrollar el coche de la próxima temporada. "Ahora está claro que nuestras energías se concentrarán al 99 por ciento en el proyecto para 2014, porque es tan complicado como importante", dijo Domenicali. Vettel tiene vía libre hacia su cuarto Mundial. Con o sin abucheo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)