4 de agosto de 2017 17:49

Usain Bolt y Mo Farah dan un primer paso hacia una despedida histórica

Usain Bolt y Mo Farah, dos leyendas vivientes del atletismo. Fotos: Jewel Samad / AFP  y Franck Robichon / EFE

Usain Bolt y Mo Farah, dos leyendas vivientes del atletismo. Fotos: Jewel Samad / AFP y Franck Robichon / EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia AFP

El jamaicano Usain Bolt superó este viernes la primera ronda de la prueba de 100 metros del Mundial de Londres 2017, evento que marcará su retirada del atletismo, mientras que el británico Mo Farah sumó su sexto título mundial en las carreras de fondo en pista, ganando el oro en 10000 metros, antes de pasarse al maratón.

Bolt, el mejor atleta de todos los tiempos, superó el primer obstáculo hacia una esperada despedida gloriosa, con la que tiene una cita el sábado con la semifinal y la final.

El hombre más veloz del planeta ganó la sexta y última serie de la primera ronda, sin esforzarse, con un tiempo de 10.07.

Sin embargo, el jamaicano, que tiene esta temporada un mejor tiempo de 9.95, en Mónaco, una de las tres carreras que había disputado antes de llegar al Mundial, no terminó contento, quejoso de los tacos de salida.

“Estuve muy mal. Tropecé al dejar los tacos de salida. No estoy muy contento con estos tacos. Creo que son los peores que he tenido en mi vida”, dijo el jamaicano de 30 años.

“Los tacos eran poco estables, temblorosos. No es a lo que estoy acostumbrado. No son robustos o firmes”, añadió.

También pasaron sin problemas los rivales que representan una amenaza para dejarle sin corona en su despedida.

El joven estadounidense Christian Coleman (21 años) , autor de la mejor marca de la temporada (9.82) , ganó la primera de las seis series con un tiempo de 10.01.

El jamaicano Yohan Blake, de 27 años, ganador de los 100 metros en el Mundial de Daegu-2011, cuando Bolt fue descalificado por una salida falsa, no forzó y fue segundo en su serie (10.13) .

También se clasificó el estadounidense Justin Gatlin, el veterano velocista de 35 años, con un pasado manchado por el dopaje, que le costo una suspensión de cuatro años.

Gatlin, campeón olímpico de la distancia en 2004 y mundial en 2005, fue abucheado por el público londinense antes de su serie, lo que no impidió la clasificación, dominando la quinta serie con facilidad (10.05) entre los silbidos de los aficionados.

Un dominio iniciado en Pekín
Desde los Juegos de Pekín 2008, cuando se hizo con el oro en 100 metros, nadie ha ganado a Bolt sobre la pista en un gran evento y el jamaicano no quiere que ocurra en su despedida.

Tras aquel bautizo dorado en China, fue ganando los 100 metros en los Juegos de Londres 2012 y Río 2016, además de los Mundiales de Berlín 2009, Moscú 2013 y Pekín 2015.

Solo se quedó sin el oro en el Mundial de Daegu 2011, por una salida falsa.

Pero nadie lo derrotó sobre la pista, sumando once títulos mundiales, ya que hizo tres tripletes, con los oros de 100, 200 y 4x100 metros, en Berlín 2009, Moscú 2013 y Pekín 2015, junto al doblete de Daegu 2011, que quedó cojo por esa salida falsa en la prueba corta del esprint.

A esos once oros en Mundiales, hay que sumar los ocho en Juegos Olímpicos, al haber logrado también tripletes sobre la pista en Pekín 2008, Londres 2012 y Río 2016.

Esos tres tripletes quedarían amputados al perder el oro en los despachos en el relevo 4x100 de Pekín 2008 por el dopaje de su compañero Nesta Carter.

En Londres 2017 intentará el doblete 100 y 4x100 metros, habiendo renunciado a su prueba favorita de 200 metros, para no forzar mucho su cuerpo.

Por su parte, Mo Farah dio un paso definitivo para entrar en la leyenda del atletismo al ganar su tercer título mundial de 10000 metros en Londres, en el mismo estadio en que inició su reinado en los Juegos Olímpicos de 2012.

Desde que en los Juegos de Londres de 2012 se hizo con el doblete en las pruebas de 5000 y 10000 metros, el atleta británico de 34 años de origen somalí ha ganado las dos pruebas en los Mundiales de Moscú 2013 y Pekín 2015, así como en la cita olímpica de Río 2016.

Si ganara también el oro en 5000 metros en este Mundial de Londres 2017, como es su propósito, Farah conseguiría su quinto doblete consecutivo en un gran evento.

Antes de aquellos Juegos de 2012, ya había avisado de sus intenciones, cuando ganó el oro en 5.000 y la plata en 10.000 en el Mundial de Daegu 2011.

Con un tiempo de 26 minutos, 49 segundos y 51 centésimas, Farah entró en la meta delante del ugandés Joshua Kiprui Cheptegei (26:49.94) y del keniano Paul Tanui (26:50.60) .

Mo Farah, que disputa la última competición en pista de su carrera, logra así su sexto título mundial, para dentro de una semana defender su corona de los 5000 metros.

“¡Qué bonita manera de terminar mi carrera en Londres!. Fue muy especial”, explicó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)