12 de marzo de 2017 00:00

Universidad Católica ganó a Liga de Quito y se mantiene invicto

paúl ri vas / el comercio La celebración de la gente de Universidad Católica tras el gol de César Obando, quien selló la victoria del conjunto ‘camaratta’ sobre la ‘U’.

La celebración de la gente de Universidad Católica tras el gol de César Obando, quien selló la victoria del conjunto ‘camaratta’ sobre la ‘U’. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 5
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 8
Álex Puruncajas

A Universidad Católica le bastó su juego de toque y presión en el primer tiempo para salir victorioso del estadio Atahualpa ante Liga de Quito.

En esa primera etapa, Catolica encontró las anotaciones necesarias para manejar el ritmo del partido, pese a una ligera reacción de los albos en el segundo tiempo.

El primer tanto llegó a través de Matías Defederico apenas a los 3 minutos. John Jairo Cifuentes amplió el marcador, a los 11’. La goleada se complementó con un tanto de César Obando (75’).

Guiado por Facundo Martínez, el argentino que superó una lesión que lo dejó seis meses fuera de las canchas, el equipo ‘camaratta’ impuso el juego que le agrada al entrenador Jorge Célico: el toque en el campo rival. Aparecieron en seguidilla los botines de Martínez, Elvis Pata, Defederico, Romario Ibarra. A ellos se unía el lateral Andrés López y arriba esperaba el efectivo atacante Cifuentes.

Aturdidos por la propuesta, los albos buscaban el juego por los costados con Fernando Guerrero y el juvenil Anderson Julio, bien custodiados por la zaga celeste. Arriba, Hernán Barcos era un ‘pirata’ solitario.

El mediocampista uruguayo Rubén Olivera fue bien custodiado por Wilmer Meneses y apenas podía girar para habilitar al experimentado Barcos.

Olivera fue reemplazado en la segunda etapa y escuchó silbatinas de la mayoritaria afición alba, que se ubicó en el sector de la preferencia del Olímpico Atahualpa. Unos 200 aficionados de Católica, en cambio, hacían sonar su tambor en los graderíos de la tribuna del escenario quiteño. En total, 5 123 personas pagaron su boleto de ingreso.

Con los dos primeros goles en contra, el DT Gustavo Munúa decidió cambiar a línea de tres en la defensa para poblar el medio de volantes. Sacrificó al zurdo Henry Quiñónez al sacarlo de la cancha y dio paso a José Francisco Cevallos.

La propuesta parecía dar resultados, porque la ‘U’ se apoderó de la pelota. Pero el equipo de Jorge Célico conoce bien sus fortalezas. El entrenador lleva nueve temporadas en el club y ha implementado un juego efectivo. Así, mientras la ‘U’ atacaba, Católica aguardaba en su campo y género tres contraataques en la segunda etapa. Solo uno de ellos terminó en gol a través del zaguero Obando.

El triunfo (3-0) ratificó a la Católica como uno de los equipos favoritos del torneo y que quiere pelear, de una vez por todas, una instancia final.

El ‘Trencito Azul’ sumó 12 puntos y sigue invicto tras seis fechas disputadas. Además, es el líder del torneo.

LDU se quedó con cinco unidades y sus aficionados empiezan a preocuparse por las debilidades defensivas que muestra el cuadro quiteño en sus encuentros. La directiva espera al extremo Jonathan González como refuerzo en ofensiva.

En la próxima jornada, Católica recibirá a Independiente del Valle. Liga debía enfrentarse a Barcelona, que postergó el partido por su participación en la Libertadores.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (3)