15 de August de 2010 00:00

Tyson Gay, la otra cara de la prueba reina de la velocidad

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Londres.

El estadounidense Tyson Gay, ganador el viernes en Londres de los 100 metros en 9,78 segundos (mejor marca mundial del año), con frío y viento en contra, demostró que el esprint no puede limitarse al omnipresente Usain Bolt, que el martes de esta semana renunció a la temporada por una lesión.

Si el ‘Rayo jamaiquino’ ha sido apodado ‘El Extraterrestre’, Gay, tres veces campeón del mundo en el 2007, puso en evidencia que se pueden ganar títulos con los dos pies en la tierra.

El estadounidense se está convirtiendo así en la otra estrella del esprint en atletismo, con un estilo discreto y muy alejado del espectáculo que tanto le gusta a Bolt.

El ‘Rayo’, como también se le conoce al jamaiquino, sorprendió al mundo en el 2008, con tres medallas de oro en Pekín y sus posteriores récords en la disciplina reina del atletismo internacional.

“No me gusta ser el centro de atención”, dice Gay, un atleta de buenas proporciones (1,83 m, 80 kg), reservado, respetuoso e incluso fraternal con sus rivales.

Un periodista estadounidense explica: “Es un poco como un purasangre, tranquilo antes de la carrera, pero llega primero a la meta”. Gay nació en Lexington, Kentucky, una de las capitales de la hípica en Estados Unidos.

Hijo de Daisy Lowe, una corredera de nivel regional, que tuvo a su hijo muy joven y lo educó sola, Tyson Gay fue avanzando poco a poco en el mundo del atletismo.

Cuando corría en la Universidad de Arkansas, a los 24 años, brilló en los juegos mundiales de Osaka, en Japón, donde coincidió con el fenómeno Usain Bolt.

Con una gran potencia que va en aumento gracias a una preparación meticulosa, el estadounidense es capaz de llevar su velocidad a niveles insospechados.

Después de Osaka, Gay y Bolt se volvieron a cruzar en los Juegos de Pekín del 2008: mientras Bolt alcanzaba la gloria olímpica, Gay sufría de varias lesiones en los isquiotibiales (músculos posteriores del muslo) y fue eliminado en las pruebas semifinales de los 100 metros planos.

Tras la decepción, Gay ganó en el 2009 la medalla de plata en el mundial de Berlín, a tan solo 13 centésimas de Bolt, que volvió a superar el récord del mundo (9,58) . El estadounidense terminó la temporada en plena forma, con un crono de 9,69 en Shanghái, el segundo mejor tiempo de la historia de los 100 metros.

Tras la operación en los aductores (músculos anteriores del muslo) de finales del año pasado, el atleta estadounidense volvió a entrenarse a fondo para competir con el ‘Rayo jamaiquino’.

En el 2010, a pesar de haber tenido que retrasar el inicio de temporada, Gay no ha perdido el tiempo. En la reunión de Estocolmo (Suecia), la semana pasada, logró vencer a Bolt por primera vez en dos años, aunque el jamaiquino ya estaba en baja forma y terminó anunciando que ponía punto final a la temporada.

“Mi entrenador me dijo que tengo que estabilizarme cerca de los 9 segundos 7 centésimas, sean cuáles sean las circunstancias. En condiciones favorables, podría llegar a 9,5 ”, asegura Bolt.

Por su parte, Tyson Gay sabe que las cosas en el atletismo mundial de élite están cambiando, como anteayer en Londres, cuando el joven jamaiquino Yohan Blake, de 20 años, logró un tiempo de 9 segundos y 89 centésimas.

Aunque Usain Bolt sigue siendo el más fuerte en esta especialidad de la velocidad, los rivales le acechan ya por todas partes, “algo bueno para el deporte”, asegura el atleta estadounidense.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)