7 de noviembre de 2016 11:53

Los mundiales han sido la vitrina para exportar jugadores ecuatorianos 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 2
Contento 4
Mauricio Bayas

Ecuador busca su cuarta participación en un Mundial de fútbol. Por ello, el entrenador Gustavo Quinteros intentará que la Tricolor termine este año con 20 o más puntos en la tabla de posiciones de las eliminatorias sudamericanas.

Para cumplir su desafío, el técnico tiene dos partidos inmediatos al frente de la Selección. El primero será ante Uruguay (en Montevideo, el jueves). Después, la Tri se enfrentará a Venezuela (en Quito, el martes 15 de noviembre).

La primera clasificación del plantel nacional a un Mundial se gestó el 7 de noviembre del 2001. Hoy, precisamente, se cumplen 15 años de ese logro.

ESPECIAL: 15 años de la primera clasificación a un Mundial

¿Por qué es tan importante clasificarse a una cita mundialista?

Dussan Draskovic
, entrenador de la Selección entre 1988 y 1993 y quien realizó un proceso de talentos para el equipo, dice que los Mundiales son la mejor vitrina para que los futbolistas jóvenes salgan al exterior y adquieran experiencia en Europa.

“El mundo está globalizado, y cuando se juega un Mundial millones de ojos están sobre los jugadores. En Corea-Japón 2002, el mundo se enteró de Ecuador. En el segundo Mundial (Alemania 2006), los seleccionados comenzaron a salir a clubes de países del exterior”, explica Draskovic.

Las dos primeras participaciones mundialistas abrieron las puertas del mundo a ecuatorianos. Entre 1957 -año en el que se disputó el primer campeonato- y 1999 -inicio de las eliminatorias al Mundial Corea-Japón 2002- se registraron 47 transferencias de futbolistas nacionales al exterior.

Eduardo Hurtado, exdelantero de la Tri, explica que en esa época era difícil emigrar a un plantel del exterior porque no existía difusión del torneo local. “Los partidos de las eliminatorias eran un escaparate para los jugadores de Sudamérica”, recuerda el ‘Tanque’.

Cuando Ecuador se clasificó a Corea-Japón 2002, de los 23 mundialistas solo seis jugaban en el exterior. El resto, 17 tricolores, actuaban en equipos del balompié doméstico.

Wellington Sánchez, seleccionado que estuvo en el primer Mundial, cuenta que sus compañeros Ulises de la Cruz y Álex Aguinaga compartían sus experiencias en el exterior. Asegura que eso servía de motivación para que algunos futbolistas decidieron salir a clubes de México y Europa.

En su segunda participación en un Mundial (Alemania 2006), Ecuador se clasificó a octavos de final y eso sirvió como exhibición para Europa. Siete jugadores salieron de clubes locales al exterior. Además, Antonio Valencia fue transferido a España como una de las figuras de la Tri.

Humberto Pizarro, técnico ecuatoriano, destaca que el fútbol mexicano fue el destino de muchos jugadores en la última década. “Hace 10 años, las convocatorias tenían una base de jugadores nacionales. Hoy sucede lo contrario. La mayoría viene de afuera. Los Mundiales sirven para exportar futbolistas”.

En el tercer Mundial, en Brasil 2014, con el técnico colombiano Reinaldo Rueda, la Tricolor contó con 15 seleccionados en planteles del extranjero. Hasta mayo de este año se registraron 47 futbolistas ecuatorianos en el exterior.

Tito Manjarrez, directivo del fútbol ecuatoriano, cree que es fundamental mantener la presencia del país en las citas mundialistas, para seguir exportando jugadores. “Las buenas actuaciones de la Selección hacen que empresarios y cazatalentos comiencen a recorrer los campeonatos nacionales”, asegura.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)