12 de junio de 2015 11:06

Nelson Vásquez, el ecuatoriano que escapó de Alcatraz, pedalea en Quito

Nelson Vásquez, atleta ecuatoriano que sorteó las frías aguas de Alcatraz y la bahía de San Francisco. Foto: CarlosA. Rojas / EL COMERCIO

Nelson Vásquez, atleta ecuatoriano que sorteó las frías aguas de Alcatraz y la bahía de San Francisco. Foto: CarlosA. Rojas / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 5
Contento 38
Carlos Augusto Rojas

No le bastó con haberse recorrido el Ecuador en bicicleta ni haber liderado alguna vez la clasificación mundial de ultraironman. Esta vez, el imbabureño Nelson Vásquez sorteó las frías aguas que separan la isla de Alcatraz con la bahía de San Francisco, en EE.UU., en uno de los triatlones más famosos del mundo.

El Escape de Alcatraz Triathlon reunió a 2 250 deportistas, en una carrera de 2 400 metros de natación, 32 km de ciclismo y 12 km de atletismo. El evento es tan popular que cada año se realiza una lotería para participar. Se estima que unas 20 000 personas buscan competir, pero solo hay cupo para el 10%.

"Alcatraz es como la fiesta de gala de los triatletas. No es una competencia para buscar los mejores tiempos, pero sí para disfrutar de la dicha de ser triatleta", contó emocionado mientras arrimaba su bicicleta en uno de los árboles del parque La Carolina donde relató sobre su reciente experiencia deportiva.

Alcatraz, donde alguna vez se erigió una de las cárceles más legendarias de la historia, acoge desde hace 35 años uno de los triatlones más famosos del planeta. Los deportistas llegan en ferry (buque) hasta la isla, donde se lanzan y empieza el desafío. La sensación térmica en el agua es muy baja por lo que todos, o casi todos, utilizan trajes de neopreno en el segmento acuático. "Hubo un deportista japonés que nadó sin traje, pero para eso hay que estar un poco loco. Yo ya no lo estoy tanto", dijo con una picaresca sonrisa.

Cuando el profesor de educación física se convirtió en el primer ecuatoriano en realizar un Ironman, triatlón de 226 km en el 2 000, compitió sin traje de neopreno. "Yo era el único llamingo en traje de baño en Suiza", dijo en una entrevista pasada el actual 'personal trainer' en el Quito Tenis y Golf Club.

El deportista que también canta y toca la guitarra completó el reto en dos horas y 56 minutos (2:56), con lo que se ubicó en el puesto 502 de la clasificación general y en el 39 de su categoría por edad.

Vásquez llegó a Alcatraz porque se ganó un sorteo en el Triatlón de Galápagos del año pasado. Allí, entre los participantes, se entregó ese premio. "Estuvieron campeones del Ironman de Hawái, triatletas de todo el mundo. Estoy muy agradecido con la vida por haber podido ir a competir en Alcatraz y haber estado en San Francisco, la ciudad de los ciclistas, de los puentes, de los puertos y de las islas".

Sus locuras para "honrar la vida con el deporte" lo llevaron a participar en dos válidas del circuito mundial de ultraironman, pruebas extremas de resistencia en las que nadó, pedaleó y corrió por más de un día seguido.

Ahora, otra vez en Quito donde se moviliza casi siempre en bicicleta, está empeñado en fortalecerse para llegar a disputar un lugar estelar en el Ironman 70.3 de Manta, que será el 9 de agosto.

Esa será la primera vez que un triatlón de esa empresa internacional se realice en el país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (16)
No (0)