4 de octubre de 2015 00:00

La Tri valoriza a los jugadores

Fidel Martínez (derecha)  celebra junto a Miller Bolaños y Jefferson Montero (7) uno de los goles anotados en un amistoso ante Panamá. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Fidel Martínez (derecha) celebra junto a Miller Bolaños y Jefferson Montero (7) uno de los goles anotados en un amistoso ante Panamá. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 7
David Paredes

Miller Bolaños es uno de los jugadores de la Tri que más se ha valorizado en los últimos tres años. Tras ser protagonista con Emelec en el torneo local, en Copa Sudamericana y Libertadores, el delantero goleador esmeraldeño alcanzó una cotización en USD 3 millones.

Ese valor podrá aumentar dependiendo el desempeño de Bolaños en el juego ante Argentina y si alcanza una continuidad en el equipo del DT Gustavo Quinteros.

Según Javier Bustamante, intermediario de jugadores (antes conocido como agente), reconoce que el precio de Bolaños puede llegar a los USD 10 millones. Incluso, es uno de los jugadores con mayor proyección por su rendimiento y su edad. Por ese motivo, Emelec ha buscado la forma de blindarlo con este precio estimado.

Cuando Miller llegó a Barcelona, su precio era de USD
120 000. Su campaña en Liga de Quito le permitió dar un salto internacional en la MLS de Estados Unidos.

Actualmente, el jugador que mejor cotización tiene en el mercado es Antonio Valencia. A pesar de sus 30 años, su experiencia internacional lo hace todavía un futbolista apetecido en el mercado europeo.

‘Toño’ empezó con un precio estimado de USD 50 000. Pero su constancia en el Viejo Continente le permitió alcanzar los USD 25 millones. Ahora, el amazónico está valorizado en USD 18 millones.

Juan Carlos Holguín, empresario que maneja la imagen comercial de Valencia, explica que este alto precio se debe a dos factores primordiales: coyuntura deportiva actual y el impacto que su nombre causa en un nicho determinado del mercado.
“No siempre el valor de la imagen del jugador es proporcional al costo de los derechos deportivos. Aunque se ven muchos casos donde en la imagen comercial realza el valor del jugador”, aclara Holguín.

Bustamante reconoce que hay parámetros para valorizar a un jugador. Pero esta cifra puede variar dependiendo del momento en el que esté y el club del que provenga.

“El mercado de los jugadores es como la bolsa de valores. Los precios se disparan dependiendo de varios factores”, aclara Bustamante. Eso sí, llegar a la Selección, las cifras cambian y los precios suben.

Para poner un precio a un futbolista se analiza la trayectoria, minutos jugados, goles, presencia en selección nacional y títulos alcanzados.

Los defensas laterales son los menos buscados en el mercado internacional. Eso explica el precio de Juan Carlos Paredes, quien a pesar de haber ganado el Campeonato Nacional en el 2011, jugar actualmente en el Watford de la Premier League y ser convocado constantemente en los últimos cuatro años, su precio es de USD 2,8 millones.

“Los clubes internacionales prefieren jugadores propios en esta posición”, dice Bustamante.

Esto se refleja en el Campeonato local, en el país, apenas hay cuatro extranjeros jugando como laterales. Esos son los casos de Christian Núñez, Giancarlo Carmona, Fernando Giménez y Fernando López.

El caso de Walter Ayoví y Alejandro Castillo es distinto. Ellos fueron seleccionados a pesar de que ya están culminando su carrera.

Ambos tienen un precio estimado de USD 1 millón y juegan en México. Bustamante prefiere no darles un valor actual, porque considera que ya no son jugadores de exportación, a pesar de su trayectoria.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (6)