21 de marzo de 2017 09:55

Toto Wolff: 'Bottas es la mejor opción para acompañar a Hamilton'

El Mercedes AMG Petronas de Fórmula Uno del piloto Valtteri Bottas. Foto: Oli Scarff/ AFP

El Mercedes AMG Petronas de Fórmula Uno del piloto Valtteri Bottas. Foto: Oli Scarff/ AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia DPA

El jefe de Mercedes, Toto Wolff, admitió que la retirada de Nico Rosberg fue una gran pérdida para la escudería de Fórmula 1, pero se mostró confiado en que la llegada de Valtteri Bottas sirva para rebajar la tensión que rodeó al equipo las últimas temporadas.

"En algunos momentos fue demasiado para nosotros", indicó Wolff en Melbourne en una entrevista con la agencia dpa al ser preguntado por la relación entre Rosberg y Lewis Hamilton.

Amigos desde la infancia, el alemán y el británico compartieron escudería entre 2013 y 2016. Y la lucha por los tres últimos títulos mundiales hizo que saltaran chispas dentro y fuera de los circuitos.

El sorprendente retiro de Rosberg a finales de 2016, días después de proclamarse campeón de mundo por primera vez, fue un duro golpe para Mercedes. Pero Wolff, de 45 años, está convencido de que Bottas es la mejor opción para acompañar a Hamilton. "La situación entre Lewis y Valtteri es mucho más relajada, aunque todo puede degenerar cuando las carreras se aprieten", dijo el austríaco de 45 años en Melbourne, donde esta semana arranca la temporada 2017 con el Gran Premio de Australia.
dpa: Firmó hace un mes una prolongación de su contrato hasta 2020, ¿le da más poder ese nuevo acuerdo?

Wolff: No se trata para nada del poder. Se trata únicamente del rendimiento que pueda dar, de que cumpla con las expectativas que hay sobre mí y que yo mismo me marqué. Los principales factores para mí son poder contribuir de forma positiva y disfrutar de ello. dpa: ¿Qué significa entonces la palabra "poder" desde su posición? Wolff: Para mí el poder no es algo tangible. Sería algo así como tener influencia sobre el equipo, pero también sobre la Fórmula 1. Pero todo es un acto de equilibrio, pues tan pronto como perciban nuestra influencia en la Fórmula 1 seremos objetivo de la crítica. Es mejor tener los dos pies sobre el suelo y pensar con la cabeza en vez de apartarse de la realidad.
dpa: Cuando firmó el contrato, habló de lo que disfruta con su trabajo.
Wolff: En este punto de mi vida no quiero tener otro papel. El hecho de trabajar de forma conjunta con otras personas me satisface, es algo que me hace feliz. Si estoy feliz después de un día largo, después de un viaje largo, no se puede pedir más a esta profesión.
dpa: ¿Qué significa para el equipo el retiro de Nico Rosberg y el adiós del director técnico Paddy Lowe?
Wolff: Los cambios son buenos y malos. Como cualquier empresa, un equipo tiene que seguir desarrollándose. No puedes congelar una situación y esperar que todo siga así siempre. Esto es algo dinámico. Claro que veo el riesgo de esta evolución. El adiós de Rosberg es una gran pérdida, pero al mismo tiempo supone la oportunidad de conseguir esos mismos logros con otro piloto como Valtteri Bottas. Y todo ello con un comportamiento neutral hacia Lewis, lo que ayudará seguro al equipo. Nada más conocer la decisión de Nico, pensé en esa oportunidad.
dpa: ¿Sigue manteniendo el contacto con Rosberg?

Wolff: A Nico lo guardo en el corazón. Crecí junto a él todos estos años. Por lo tanto, el contacto sigue siendo igual de intenso que cuando era piloto nuestro.
dpa: ¿Qué es lo que no echará de menos de Rosberg?
Wolff: No voy a echar de menos esa controversia que rozaba la animosidad. En algunos momentos fue demasiado para nosotros. Dedicamos más tiempo del que nos habría gustado a ese tema. Pero estas cosas ocurren al más alto nivel. Teníamos un coche muy bueno con el que luchamos por victorias y títulos mundiales, así que era de esperar que esa rivalidad traspasara algunos límites en determinados momentos. Está todo bien, pero no me gustaría volver a vivir eso con una nueva pareja de pilotos.
dpa: ¿Qué lecciones aprendió de aquella experiencia?
Wolff: En su momento domamos al caballo salvaje como pudimos. Podríamos haber reaccionado a veces de forma diferente, tal vez de un modo más prudente, pero cada pareja de pilotos tiene una dinámica diferente. La situación entre Lewis y Valtteri es mucho más relajada, aunque todo puede degenerar cuando las carreras se aprieten.

dpa: ¿Va a seguir ejerciendo de "coach" de sus pilotos en el futuro? Wolff: En los últimos años hemos aprendido hasta qué punto se pueden enseñar cosas a los pilotos, hasta qué punto puedes influir en el ADN de un piloto de carreras. El piloto está sentado solo en el coche, lleva en el asiento de kart desde los seis años. ¿Y ahora quieres que con 25 años, de repente, sea parte de un equipo y que subordine todo al éxito de la escudería? Eso no puede ser. Hay que aceptar a los pilotos como son.
dpa: ¿Cómo ve ahora a Hamilton tras el amargo final de temporada que tuvo en 2016?
Wolff: Tras el Gran Premio de Abu Dabi vivió momentos difíciles. Cuando uno vive únicamente para ganar, esa derrota fue muy delicada. Pero Hamilton es como cualquier gran atleta, una persona capaz de digerir estas cosas y dejarlas atrás. Se preparó bien para la temporada. Ahora nuestra relación es mejor, incluso después de todo lo que ha pasado. Uno aprende a conocerse mejor. dpa: ¿Seguirá siendo igual la relación si regresa la presión? Wolff: Si la presión es por luchar por victorias, lógicamente que aumentara la rivalidad entre los compañeros de equipo. Es algo que tenemos que aceptar. En ese sentido, la pareja Bottas-Hamilton es buena porque son muy diferentes. Lewis y Valtteri se van a desgastar menos entre ellos de lo que lo hacían Nico y Lewis

dpa: ¿Qué va a cambiar en la Fórmula 1 con el nuevo reglamento? Wolff: Es más fácil proponerse metas y motivarse cuando uno no es favorito. Nosotros hemos sido la medida de todo durante un tiempo. Pasamos mucho tiempo definiendo nuestros objetivos, para los pilotos, para el equipo y para la marca. Y eso es más sencillo cuando hay un cambio de reglas como el de este año. Todo vuelve a empezar y la balanza se pone en cero. Las oportunidades y los riesgos son los mismos para todos. Y para nosotros eso es un golpe de suerte. En ese sentido, cada persona en la empresa va con una sonrisa en la cara, no por arrogancia, sino por la alegría que supone el desafío.
dpa: ¿Está preparado para afrontar un fracaso?
Wolff: Después de tres años habiendo ganado más de 50 Grandes Premios y seis títulos mundiales (tres de pilotos y tres de constructores) puede ser que lo que se nos exija sea un poco irreal. Por ello es importante calibrar bien las metas. Y lo hemos hecho: hemos asumido que las cosas no pueden continuar como en los últimos años. Este reinicio es divertido para nosotros. De momento no importa si vamos a tener éxito o si vamos a divertirnos persiguiendo a otros rivales que han hecho mejor el trabajo. Ambas situaciones tienen su parte atractiva. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)