9 de julio de 2014 00:00

Un encierro limpio dejó un inglés herido grave

Varios mozos corren delante de los toros de la ganadería de Dolores Aguirre Ybarra, en el tramo de la calle Mercaderes, durante el segundo encierro de los sanfermines 2014 por las calles de Pamplona, que ha sido rápido y limpio, sin ningún herido por asta

Varios mozos corren delante de los toros de la ganadería de Dolores Aguirre Ybarra, en el tramo de la calle Mercaderes, durante el segundo encierro de los sanfermines 2014 por las calles de Pamplona, que ha sido rápido y limpio, sin ningún herido por asta. EF

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Agencia EFE 

El segundo encierro de los sanfermines de 2014, corrido en la ciudad española de Pamplona, con toros de la ganadería sevillana de Dolores Aguirre, ha sido rápido y limpio.

El encierro ha durado dos minutos y medio con una manada encabezada siempre por los toros de lidia y los cabestros detrás. La gran velocidad de los toros ha provocado que las reses arrollaran a varios corredores a lo largo del recorrido, aunque el encierro ha sido limpio.

Agrupados, han recorrido a gran velocidad la cuesta de Santo Domingo, donde los huecos han permitido a los mozos lucirse en sus carreras.

En la plaza del ayuntamiento y la calle de Mercaderes la manada ha ido encabezada por cinco toros que, sin fijarse en los mozos, han seguido su camino para lucimiento de estos.

En la curva de la Estafeta uno ha resbalado y ha caído, y con él se han chocado otros dos morlacos, lo que ha hecho que el grupo se separe y uno de ellos quede unos metros más atrás.

Esta distancia ha dado de nuevo juego a los corredores, algunos de los cuales han sido arrollados y volteados por los toros de Dolores Aguirre vista de la gran velocidad con que han hecho toda la carrera.

Ya en la curva de Telefónica, la manada se ha estirado y se han sucedido nuevas caídas hasta que los toros han hecho la entrada en el callejón de la plaza de manera escalonada, aunque se han dirigido a chiqueros sin que los pastores hayan tenido que intervenir.

Un británico de 23 años resultó herido en el segundo encierro de los Sanfermines de Pamplona (norte de España), y tuvo que ser trasladado al hospital con una contusión torácica. El inglés, natural de Nottingham, es el tercer herido en el encierro, en el que un japonés de 23 años y un pamplonés de 36 años resultaron también heridos leves.

El británico sufre contusión torácica derecha con hemo-neumotórax y fracturas costales múltiples. Su estado es grave y ha quedado ingresado. 26 personas fueron atendidas por los servicios de emergencia y de Cruz Roja.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)