16 de November de 2012 00:03

Sin toros en la Plaza Quito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1

La noticia de la suspensión de la Feria de Quito Jesús del Gran Poder 2012 se originó en España. El portal Mundotoro lo informó.

La página de Internet, experta en toros, publicaba las declaraciones de Sancho Dávila, quien dice haberse comunicado con los apoderados de los toreros contratados para la Feria que estaba prevista entre el 1 y 6 de diciembre.

Al mediodía, fuentes de Citotusa, empresa organizadora, confirmaron la noticia en Quito.

Dávila, en su versión a www. mundotoro.com, argumentó que “las razones son varias. Nos temíamos que en mitad de la Feria, esta pudiese ser suspendida, por una decisión judicial, porque estaba demandada la Ordenanza Taurina. Por otra parte, a Hermoso de Mendoza no le han dejado introducir los caballos en el país”.

Este dato fue desmentido por personas relacionadas con el rejoneador (ver nota adjunta). “El movimiento antitaurino Tomemos la Plaza estaba adquiriendo tintes violentos y aún habiendo hablado con ellos, no atendían a acuerdos”, dice Dávila.

Sancho Dávila apuntó que: “No íbamos a poder promocionar la Feria como queríamos. Así que, con la Municipalidad, hemos tomado esta triste decisión”, (fuentes municipales también lo desmintieron, ver otra nota adjunta).

La Feria de Quito redujo este año los espectáculos a seis en total: cuatro corridas de toros, una novillada y un festival. El rejoneador navarro volvía al cabo de varios años y era base del abono. Además, figuras como Enrique Ponce, Sebastián Castella, David Fandila, El Fandi y Juan José Padilla estaban anunciadas (entre el 1 y 6 de diciembre).

En la tarde de ayer, la empresa Citotusa dio su versión a través de Pablo Salazar, gerente general. Él difundió una carta que envió al alcalde Augusto Barrera. Allí le decía que “las razones para esta decisión son complejas y se manifiestan en el temor y desinterés de taurinos y aficionados. Todo esto ha delineado un panorama empresarial inviable que complica aún más que el año pasado la realización normal de la Feria”.

Salazar ahondó en su escrito al Alcalde, que “por respeto a la ciudad de todos quienes la habitamos civilizadamente y para alentar el desarrollo adecuado de sus fiestas fundacionales, queremos evitar los enfrentamientos, que podrían atentar contra la integridad del gran público, de toreros y de cuadrillas”.

Ante la decisión de la empresa organizadora, el Municipio aclaró ayer en la tarde que no tenían injerencia en la medida.

Los abonos y entradas sueltas salieron a la venta desde hace varias semanas. Todavía Citotusa no ha informado el mecanismo de devolución del dinero a las personas que las adquirieron.

La Unión de Toreros de Ecuador, hasta las 16:00 de ayer, no recibía ninguna notificación sobre la cancelación de la Feria de Quito. Por esto su presidente, Juan José Robalino, explicó que no podía realizar un pronunciamiento por el organismo. Sí admitió que generaría un impacto económico para las personas involucradas.

La Unión de Toreros reúne a 120 socios, pero para la Feria se movilizan unas 600 personas aproximadamente. Acomodadores, encajonadores, matadores de toros, banderilleros, sastres taurinos, mozos de espadas, monosabios (personas encargadas de ayudar al picador durante la lidia), tenían previsto intervenir en la tradicional Feria, que mueve dinero y negocios. Robalino subrayó que en la Feria se lidian ganaderías de Huagrahuasi, de Píllaro; Campo Bravo, de Riobamba, y Vista Hermosa.

La Feria, que se organiza desde 1960, origina que cientos de personas se involucren en la actividad. Desde restaurantes, locales comerciales... que circundan a la plaza Iñaquito. A eso se agregan las preparaciones de las empresas promotoras y de los auspiciantes que habían contratado al personal para los seis días previstos inicialmente para la Feria.

Una vez comunicados de la noticia, varios apoderados reaccionaron. Diego Robles, apoderado de Padilla, dijo en Mundotoro: “Esto hace un daño tremendo al colectivo taurino, no conozco los motivos principales, pero sí sé que esto es un mal para nosotros. No puedo hacer una valoración porque no sé detalles, me han llamado hace una hora, yo estoy en Venezuela y es por problemas políticos que se mueven allí”.

Juan Ruiz Palomares, apoderado de Enrique Ponce, comentó: “A mí, la empresa directamente no me ha llamado. Yo lo he visto en Mundotoro, he intentado hablar con Sancho pero no he podido. Me parece una noticia mala. Totalmente. Porque se aleguen las razones que se aleguen, el hecho de que se suspenda una Feria siempre es malo, y tiene consecuencias. Esperemos a ver cómo se soluciona la cosa, pero parece que tiene poca solución”.

Miguel Abellán, animador por varios años de la Feria de Quito, dijo a Aplausos: “Qué rabia y qué impotencia. Me parece lamentable, aún no conozco los motivos, pero es posiblemente la feria más bonita de América”.

El rejoneador Diego Ventura dijo a la revista: “Es injusto lo que está pasando”. En la misma nota se recogen palabras de Manuel Manzanares, rejoneador. “Me hacía especial ilusión debutar allí”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)