13 de April de 2015 21:27

Juan Padilla, triunfador de Riobamba

Juan José Padilla, el triunfador de la feria en una larga cambiada de recibo al toro Eclipse, de Campo Bravo, premiado.

Juan José Padilla, el triunfador de la feria en una larga cambiada de recibo al toro Eclipse, de Campo Bravo, premiado.Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 11
Gonzalo Ruiz Álvarez  (I)

El matador de toros jerezano Juan José Padilla recibió el premio como triunfador de la Feria de Abril 2015Juan Serrano, Finito de Córdoba se hizo acreedor al premio a la mejor faena, conseguida el domingo ante el toro Arrogante, de Campo Bravo.

Miguel Abellán fue galardonado con el trofeo a la mejor estocada, por aquella recetada el sábado al toro Castoreño, de La Viña que fue de magnífica ejecución, colocación y efecto fulminante.

El matador riobambeño Diego Gaibor, El Carmelo, recibió otro reconocimiento de la peña tendido Joven, como el mejor espada nacional, por su labor en la alternativa ante Tomatito.

También dos subalternos recibieron premios: el picador de dinastía Antonio Calvo, Montoliú, de la cuadrilla de Juan José Padilla y el nacional Javier Pacha, El Patatas por su desempeño en la brega.

El Fandi y Abellán aconsejan al nuevo matador El Carmelo.

El Fandi y Abellán aconsejan al nuevo matador El Carmelo. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

El premio para el mejor toro de la feria fue para el toro Eclipse, número 29 , de 446 kilos, de la ganadería Campo Bravo, de Luis Fernando García, que fue lidiado en segundo lugar el domingo por Juan José Padilla. El toro tuvo clase y son extraordinarios, especialmente por el pitón derecho, además mostró una fijeza ejemplar. El público pidió con fuerza el indulto pero el palco presidencial no lo consideró y fue premiado con la vuelta al ruedo.

En cuanto a la labor de los toreros Juan José Padilla, que cortó una oreja a cada uno de sus toros, supo aprovechar la clase de Eclipse de Campo Bravo y lo lució hasta el punto que el público pidió el indulto. Padilla se mostró como un torero variado con la capa y solvente y entregado con las banderillas. Con el toro de El Pinar sacó, en cambio, sus credenciales de torero de valor y poderío y se jugó la vida para completar una labor que solo muestra su condición de figura que ha punteado el escalafón. La ovación fue de gala.

Otro de los toreros que cabe destacar, sin lugar a dudas en el resumen de este ciclo, es David Fandila, ‘El Fandi’. Su labor torera, excelente con la capa, su brillo y espectacularidad ya conocidos con las banderillas y su entrega total para resolver las dificultades de su loto (un toro manso y otro, además, difícil) muestran que su sitial no es cosa de la casualidad y su entrega total es correspondida con un público que le sigue en todas circunstancias.

El Fandi es uno de los toreros preferidos de la afición del Ecuador en los últimos años, no solo en la Feria de Quito, temporalmente suspendida, sino en plazas como las de Latacunga, Ambato y Riobamba y la Plaza Belmonte de la capital donde su poder de convocatoria es innegable y su forma de cautivar al público es garantía de triunfo.

La feria de Riobamba con la presencia de figuras de España, convocó a público de todo el Ecuador. Llegaron aficionados de Valencia (Los Ríos), Tulcán, Quito, Ambato, Latacunga y Guayaquil.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (1)