3 de December de 2014 22:30

La Plaza Belmonte estrena hoy su temporada

Oro es un caballo cruzado que es figura en la cuadra de Ventura, como lo atestigua esta foto en el ruedo de Latacunga. Foto: Armando Prado / EL COMERCIO

Oro es un caballo cruzado que es figura en la cuadra de Ventura, como lo atestigua esta foto en el ruedo de Latacunga. Foto: Armando Prado / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 47
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 65
Gonzalo Ruiz

Esta noche, desde las 20:00 la Plaza Belmonte de Quito será el escenario de la actividad taurina en la capital.

Con el ya tradicional Festival Virgen Esperanza de Triana, la procesión, en que los toreros llevan en andas a la imagen de la Virgen, y un acto previo como tributo al maestro del toreo fallecido hace algo más de un mes: José Mari Manzanares empieza el ciclo. En la noche de hoy, y luego de los actos referidos, harán el paseíllo el rejoneador Diego Ventura y los matadores de toros José Antonio Morante de la Puebla, Mariano Cruz Ordóñez y Alejandro Talavante.

Diego Ventura ha llegado al Ecuador con una cuadra de nueve cabalgaduras. Con ellas piensa torear esta noche y hacerlo el día 6, al mediodía en el festival del arte del rejoneo.
La mayoría de sus caballos es de sangre portuguesa, o, al menos, con una mezcla con lusitano, la raza propia de los caballos aptos para el rejoneo.

Para el primer tercio Ventura trae a Cigarrera y Demonio, ambos de pelo castaño. Cigarrera, castaña morcilla, es del hierro de Ortigao Costa, Demonio pertenece al hierro caballar del propio rejoneador.

Para banderillas, el tercio más intenso e extenso de la lidia en el arte de Marialba, Ventura trae a Mandela, castaño, de Ortigao Costa; Oro, bayo del hierro de Pedro Rodao; Ordóñez, tordo, de la ganadería de Manuel Braga, idéntico hierro que el que lucen Puerta Grande y Morante, que además son hermanos y tordos ambos. Padilla es de pelaje negro y Toronjo es el lusitano y tordo también, que suele cerrar plaza, procedente d e Nico Palha.
Ventura ha actuado en Quito en dos ocasiones y hoy debuta en la Plaza Belmonte.

De la infantería, hoy vuelve al ruedo del coso de San Blas el andaluz José Antonio Morante de la Puebla, quien junto con Javier Conde regalaron una noche de magia torera. A más de actuar ya en la Plaza Belmonte en 2006, Morante había toreado en la Plaza Quito en dos ocasiones con resultado dispar. Una vez con triunfo rotundo y otra sin fortuna ninguna.

Pero Morante llega insuflado de torería tras su bella e inspirada faena de Latacunga, uno de los pasajes más toreros que haya visto el Ecuador. Una tarde de bordar el toreo de capa en el tercer toro y una faena soberbia, de arte puro, en el quinto toro de regalo, que emocionó a todos los presentes y que a esta altura conoce todo el mundo del toro en ambos continentes.

Para seguir con la nómina de los toreros de esta noche, diremos que el riobambeño Mariano Cruz Ordóñez atesora virtudes de los toreros de arte. Es uno de los toreros que de modo más bello torea de capa y solamente se espera un toro a modo y una noche de creación.

El extremeño Alejandro Talavante es también, como Mariano, debutante en el Festival de la Virgen. Él ya ha actuado en Quito, pero en la Plaza Monumental -cerrada por sus propietarios-, y acaba de torear con mucho éxito en Latacunga. Pudo haber cortado hasta dos orejas en su primer toro tras una faena donde sobresalió en su toreo con la mano izquierda y consiguió un apéndice en el sexto toro de regalo, luego alcanzar de una magnífica labor, también preferentemente izquierdista.

Los novillos toros son de los hierros que más reclaman las figuras: Huagrahuasi y Triana. Así todo está dispuesto para que la leyenda viva continúe.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (21)
No (8)