27 de agosto de 2017 00:00

El fútbol es vitrina para exponer sus otras capacidades

El partido entre Letort y Fuerzas Armadas fue el primero del Campeonato Nacional de Fútbol.

El partido entre Letort y Fuerzas Armadas fue el primero del Campeonato Nacional de Fútbol. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 4
Martha Córdova
Redactora (D)

"Un guerrero de la luz sabe que las batallas que libró en el pasado siempre le dejaron alguna enseñanza. Por eso el guerrero solo arriesga su corazón por algo que vale la pena”. Es una de las frases que escribió el brasileño Paulo Coelho en su libro ‘Guerrero de luz’.

Tal vez esta frase calce para hablar de este puñado de futbolistas, que se pusieron de pie para exponer su grandeza. Son 60 los futbolistas que juegan el Campeonato Nacional de Fútbol para Amputados, un torneo inédito en el país.

“Pensé que jamás iba a volver a jugar fútbol. Viví en Quito 20 años, fui parte de la Selección de las Fuerzas Armadas, era delantero ambidiestro, de esos que ahora no hay. Jugué contra Brasilia, Politécnica, el antiguo Independiente José Terán, también contra Clan Juvenil”. Mientras Ramón Mieles va recordando ese paso por el fútbol, sus ojos brillan.

En el 2010 decidió volver a Santa Ana, en Manabí. “Me retiré del fútbol porque llegaron las lesiones, y hubo un desgarro que se me complicó. Me operaron 10 veces la rodilla hasta que comprobaron que había sarcoma (cáncer en los huesos). Tuvieron que amputarme la pierna derecha”. Las lágrimas ahogaron su voz.

Por ello, cuando se enteró de este primer torneo para amputados pidió ser parte del equipo del GAD Manta, fue la ocasión para volver a Quito, a los recuerdos, a la línea delantera, a festejar los goles, que hoy tienen sabor a vida.

Bladimir Caza, de 26 años, tiene la casta de esos futbolistas que crecieron en uno de los barrios tradicionales de Quito, San Juan. “Juego todos los fines de semana en mi club, Juventud Libre”.

Es ingeniero en Sistemas, pero siempre se da tiempo para ir a entrenarse tres veces por semana. Es muy técnico, juega de primera, remate de tres dedos y también de punta. Anotó el primer gol del torneo, pero él le da el mérito a todo el equipo. “Me gusta jugar así, creando la jugada donde participamos todos. Me siento feliz, porque fuera de la cancha somos como hermanos”.

El plantel de Letort, de Pichincha, es uno de los cinco equipos que juega el nacional. “La motivación es llegar al Mundial. Tenemos tiempo para entrenarnos, porque será el 2018. El fútbol para nosotros es pasión, amor, entrega”.

Cuando cumplió 3 años, un bus lo atropelló y tuvieron que amputarle su pierna izquierda. “A los 7 años, aprendí a caminar con prótesis”.

Y, como el torneo tiene su primera misión de ser inclusivo, la organización aceptó la participación de Johana Quiroz y Margarita Manobanda, como integrantes del equipo de Guerreros, de Sucumbíos.

Margarita, desde pequeña, se involucró con el deporte. Practicó ciclismo y atletismo, y jugó fútbol e indorfútbol como defensa. “Cuando cumplí 17 años sufrí un accidente de tránsito, que me quitó el brazo pero no la vida”.

Es licenciada en Ciencias de la Educación, pero lo que le motiva es difundir programas de integración. Forma parte de la dirigencia del club Guerreros. “Estamos trabajando en lograr nuestra personería jurídica, porque contamos con varios deportistas con discapacidad física. Tenemos equipos de básquetbol y natación”.

En el torneo nacional, que finalizará hoy en Quito, es arquera suplente. “Trajimos equipo completo, 10 jugadores de campo y 2 arqueros”.

Johana Quiroz habla poco, prefiere jugar en la cancha. Es delantera, también con oficio. “Cuando conocí la noticia que sí podíamos jugar este torneo, no dudé en venir”.

El torneo tiene otras historias, como la de Luis Chérrez, arquero del equipo de las Fuerzas Armadas de Pichincha. Perdió su brazo por una descarga eléctrica. En ese accidente, su hija perdió una pierna y su esposa sufrió quemaduras.

Este torneo, de los valientes del fútbol, culminará hoy. El partido final comenzará a las 13:30, en la cancha del Ministerio del Deporte, en Quito. Luego se conformará la selección, en busca de la clasificación al Mundial del 2018.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)