3 de abril de 2017 00:00

Toreros y albos intentan superar sus crisis en el fútbol ecuatoriano

Rubén Olivera, de Liga de Quito, ensaya un remate en el interior del área a los 9'. Foto: Juan Cevallos/ API

Rubén Olivera, de Liga de Quito, ensaya un remate en el interior del área en un partido ante Universidad Católica.  Foto: Juan Cevallos/ API

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 10
Red. Quito y Guayaquil (D)

Barcelona SC y Liga de Quito, dos de los clubes de mayor renombre en el país, pasan apuros. En el equipo torero las deudas son constantes, mientras que los albos llevan siete años sin alcanzar títulos.

En la ‘U’ los últimos títulos conseguidos fueron los del 2010 cuando se coronó campeón ecuatoriano y alcanzó la Recopa Sudamericana. Esta temporada, el plantel sigue su mala racha. Con el técnico Gustavo Munúa, el equipo está en noveno lugar del torneo.

El club presupuestó USD 11,2 millones y contrató 10 nuevos jugadores para mejorar su rendimiento. El dirigente Esteban Paz admite que existe tensión entre el técnico, los jugadores y los directivos por la falta de resultados positivos en lo que va del torneo.
Sin embargo, asegura que el trabajo de Munúa es adecuado y ratifica su continuidad. “Con estos jugadores esperamos elevar el nivel”, insistió.

La falta de títulos sí influyó en los ingresos de la ‘U’. El año pasado, el plantel registró recaudaciones bajas y, por los altos gastos de programación, no hubo ganancias. Por ejemplo, contra Mushuc Runa, en la última fecha del torneo 2016 asistieron solo 2 000 personas.  “En el 2015 que jugamos la final hubo un buen ingreso, pero el año pasado tuvimos cuatro o cinco programaciones a pérdida”, indicó Rodrigo Paz.

En el estadio 7 de octubre de Quevedo, Barcelona SC se enfrenta a Universidad Católica este 26 de marzo del 2017.

En el estadio 7 de octubre de Quevedo, Barcelona SC se enfrenta a Universidad Católica el 26 de marzo del 2017. Foto: API

Deudas atormentan a BSC
Una demanda de Andrés Franzoia es el último apuro en Barcelona. El argentino interpuso su reclamo en la FIFA por USD 810 000. El caso está en el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), donde el club realiza una apelación.

El jugador estuvo en el club entre 2013 y 2014, período en el que jugó 15 partidos y anotó un gol. José Francisco Cevallos, presidente, lamentó lo que consideró un “mal manejo” del club en contratos con jugadores, en dirigencias anteriores.

El monto que solicita el argentino está incluido en los USD 24,5 millones de déficit del club, según la última auditoría externa que realizó la empresa Execón y que fue presentada ante los socios.
Barcelona es el equipo que más dinero genera en el país, pero también es uno de los más endeudados. La directiva actual ha afrontado 11 procesos legales registrados en la FIFA, desde que asumió el cargo en octubre del 2015.

El ‘Ídolo’ también mantiene deudas ante la Ecuafútbol, la Asociación de Futbolistas del Ecuador y la justicia ordinaria. La empresa la empresa Servisky reclama un pago de USD 2,1 millones, en un caso registrado en los juzgados. La intención de los canarios es negociar un convenio de pago a seis años plazo.
La temporada pasada, los amarillos pagaron USD 8,7 millones en deudas. Eso superó la meta de USD 3 millones que proyectaron a inicios de año. Esto trastocó el plan financiero de la directiva.
Según Cevallos, los inconvenientes económicos no afectan los resultados deportivos. Expresó que esto quedó demostrado con la consecución de la ‘estrella 15’, en el 2016.

Pese al optimismo de Cevallos, el inicio del equipo en esta temporada no es el esperado. Tras siete partidos, suma nueve puntos y se ubica en el séptimo puesto del torneo.

Los amarillos solo ganaron dos partidos este año: ante El Nacional y River Ecuador. El club no pudo ganar sus tres primeros encuentros.

En su último juego de local, ante Universidad Católica, Barcelona perdió 3-1. Guillermo Almada, estratega del equipo, lamentó el momento que atraviesan, pero según él “todo mejorará con trabajo”.

Cevallos está tranquilo con el juego del plantel. “Hace poco le ganamos al campeón de la Copa Libertadores (Atlético Nacional) y no consideramos que somos los mejores, tampoco somos los peores por perder ante Católica”, dijo.

El plantel amarillo ha marcado nueve goles. Pero en defensa ha recibido el mismo número de tantos. “Confiamos en los jugadores que tenemos. Los resultados se darán, debemos seguir trabajando”, dijo el DT.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)