26 de enero de 2016 08:49

Djokovic y Federer jugarán una semifinal de lujo en Australia

El tenista suizo Roger Federer devuelve la bola al checo Tomas Berdych durante el partido de cuartos de final que enfrentó a ambos  en el Abierto de Australia el  26 de enero de 2016. Foto: Tracey Nearmy /  EFE

El tenista suizo Roger Federer devuelve la bola al checo Tomas Berdych durante el partido de cuartos de final que enfrentó a ambos en el Abierto de Australia el 26 de enero de 2016. Foto: Tracey Nearmy / EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Agencia AFP

El serbio Novak Djokovic y el suizo Roger Federer, número 1 y 3 del mundo, se clasificaron para las semifinales del Abierto de Australia, primera cita anual del Grand Slam, donde brindarán uno de los duelos más esperados en busca de un pasaje a la gran final.

Los dos ganaron en cuartos de final en tres sets: Djokovic superó al número 7 del ránking, el japones Kei Nishikori, por 6-3, 6-2 y 6-4, mientras que Federer se deshizo del número 6, el checo Tomas Berdych, por 7-6 (7/4) , 6-2 y 6-4.

Será el 45º enfrentamiento entre Djokovic y Federer, que están empatados a 22 victorias cada uno en esos duelos directos.

Djokovic tuvo un partido de cuartos más tranquilo que el de octavos ante el francés Gilles Simon, donde tuvo que imponerse en cinco sets tras 4 horas y 32 minutos de batalla.

Nishikori puso las cosas relativamente fáciles por su alto número de errores. Un poco apagado en los dos primeros sets, el tenista nipon despertó en el tercero y consiguió romper en dos ocasiones el servicio de Djokovic, pero el serbio mantuvo la concentración y terminó llevándose el triunfo en 2 horas y 7 minutos.


Conozco muy bien a Kei. No tiene miedo a jugar de manera agresiva. Tuve que dejar pasar la tormenta y estuve bien en los momentos importantes” , comentó el serbio.

Djokovic se cobró la revancha de la semifinal del Abierto de Estados Unidos de 2014, el último partido ante Nishikori en un Grand Slam. Entonces el jugador asiático dio la sorpresa.

El serbio explicó al público del Rod Laver Arena de Melbourne que no entrenó el lunes, un día después del esfuerzo de los octavos de final.

“A veces es bueno descansar, para el físico y para la mente. He jugado mucho al tenis en las últimas cuatro o cinco semanas ” , dijo.

Regreso a semifinales
Federer también ganó en tres mangas a Berdych, por 7-6 (7/4) , 6-2 y 6-4.

El suizo  había decepcionado el año pasado en este torneo. Cayó en la tercera ronda y quedó por lo tanto fuera de las semifinales por primera vez desde 2003.

Disputará ahora su duodécima semifinal en Melbourne y su 39ª en un torneo del Grand Slam.

Federer jugó un partido excelente ante Berdych, que le había vencido en sus dos últimos enfrentamientos en grandes torneos: en Wimbledon en 2010 y en el Abierto de Estados Unidos en 2012. Pero desde entonces Federer había conseguido ir imponiéndose al checo, al que ahora derrotó por quinta vez consecutiva.

“Tomas es un jugador que me ha puesto en problemas durante años. Es uno de esos que te fuerzan a jugar tu mejor tenis. La pista estaba muy rápida, jugué agresivo y con muchas variaciones”, indicó el tenista de Basilea.

Federer tuvo un 'break' de retraso en el primer y el tercer set, pero supo mantener la calma y remontar. Terminó el partido con 26 puntos ganadores desde el fondo de la pista, casi el doble que su adversario (14) .

A sus 34 años, Federer busca ganar su quinto Abierto de Australia y su decimoctavo trofeo del Grand Slam.

Serena y Radwanska, adelante
En el cuadro femenino, la estadounidense Serena Williams y la polaca Agnieszka Radwansa, números uno y cuatro del mundo se citaron para las semifinales tras eliminar a la rusa Maria Sharapova (6-4, 6-1) y la española Carla Suárez (6-1, 6-3) , respectivamente.

Radwanska no lo tendrá sencillo en semifinales contra Serena Williams, una jugadora con la que ha perdido en sus ocho duelos.

Sharapova buscaba en cuartos tomarse la revancha contra Serena, quien la venció en la final de 2015, pero no pudo ser. La estadounidense no ha perdido contra la tenista rusa desde 2004.

Williams busca su séptimo título en el Abierto de Australia y su 22º torneo de Grand Slam.

“Será un gran partido, creo que será largo y será una buena prueba para ver cómo estoy”, vaticinó Serena.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)