10 de julio de 2015 13:20

Roger Federer ganó en tres sets a Murray y jugará la final ante Djokovic

El tenista suizo Roger Federer celebra su victoria ante el escocés Andy Murray durante el partido de semifinal del torneo de Wimbledon disputado en el All England Lawn Tennis Club en Londres (Reino Unido). EFE

El tenista suizo Roger Federer celebra su victoria ante el escocés Andy Murray durante el partido de semifinal del torneo de Wimbledon disputado en el All England Lawn Tennis Club en Londres (Reino Unido). EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 8
Agencia EFE

El tenista suizo Roger Federer, segundo cabeza de serie en Wimbledon, optará el domingo a conquistar el torneo por octava ocasión en una final ante el serbio Novak Djokovic, tras derrotar hoy, 10 de julio en semifinales, al británico Andy Murray con parciales de 7-5, 7-5 y 6-4, en dos horas y seis minutos.

Federer y Djokovic reeditarán la final del año pasado, cuando el tenista serbio se impuso por 6-7 (7), 6-4, 7-6 (4), 5-7 y 6-4, en tres horas y 56 minutos, y consiguió su segundo título en el All England Tennis Club de Londres.

A poco menos de un mes de cumplir 34 años, el suizo, ganador de 17 "grandes", aspira el domingo seguir lustrando una de las de las carreras más brillantes de la historia del tenis con su octavo título sobre la hierba londinense, más que ningún otro jugador hasta ahora.

En su décima final en el All England Tennis Club, Federer buscará ante Djokovic, que hoy se deshizo del francés Richard Gasquet (7-6(2), 6-4 y 6-4, en dos horas y 20 minutos), sumar su primer triunfo en un Grand Slam desde 2012 cuando, precisamente, ganó el título en Londres.

Para llegar al último partido del torneo londinense, el helvético, que nunca ha perdido una semifinal en Wimbledon, hubo de imponerse a Andy Murray, campeón en 2013 y favorito del público, en el que ha sido uno de los mejores encuentros de la historia reciente en el All England Tennis Club.

Ambos tenistas llegaban a la pista central sin haber sufrido en exceso en sus partidos de cuartos de final, con Federer derrotando cómodamente a Gilles Simon (6-3, 7-5 y 6-2) y Murray haciendo lo propio con Vasek Pospisil (6-4, 7-5 y 6-4).

El joven británico se ha convertido en los últimos años en un asiduo en las fases finales de los Grand Slam, pero hoy no pudo con un Federer que estuvo excelso en todas las facetas del juego: servicio (84 por ciento de puntos retenidos con su primer servicio y ningún break sufrido), golpes ganadores (56) y subidas a la red (70 por ciento).

"Mi servicio estuvo muy fiable, como lo ha estado durante todo el torneo. Hoy creo que no me ha hecho ningún break, y él es uno de los mejores restadores del campeonato. Estuve centrado y funcionó todo", aseguró Federer nada más terminar el encuentro.

El suizo, con su ya característica cinta blanca en la frente, y el británico no alargaron durante más de media hora el primer set, que se decidió gracias a un break con el partido igualado a cinco juegos.

En la segunda manga, Federer frenaba a base de derechas cualquier tímida reacción de Murray, y gracias a una nueva ruptura se llevó el set con el mismo resultado que el primero
(7-5).

"A mitad del set Andy mejoró, pero eso me hizo mejorar a mí. Pude estar calmado, mantener mi servicio y conseguir marcar la diferencia. Ahí estuvo la clave del encuentro", explicó.
A falta de un set, salió a relucir la mejor versión del siete veces campeón, que no dio opción al británico, ya rendido ante el poderío del suizo.

"He intentado a ir juego a juego. Quizá la gente esperaba que el partido se fuera a los cinco sets, pero estoy feliz de haber ganado en tres. Jugué de la mejor manera en el partido más importante", declaró Federer.

El domingo, cuando salte una vez más a la hierba de la central del club de Wimbledon, con la tierra ya al descubierto en el fondo de la pista tras dos semanas de desgaste, Federer será el segundo tenista de más edad que ha disputado ese partido, por detrás del australiano Ken Rosewall, que perdió la final de 1974 con unos inconcebibles 39 años.

"Veremos si puedo ganar el título. Novak lleva siendo el mejor del mundo durante los últimos años. Sin embargo, sé cómo puedo derrotarlo y espero llevarme la victoria el domingo", subrayó Federer

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)