17 de octubre de 2016 11:23

Nick Kyrgios acepta ponerse en manos de un psicólogo para reducir su sanción

Nick Kyrgios de Australia durante un compromiso ante Mischa Zverer de Alemania en el Masters de Shanghái. Foto: AFP

Nick Kyrgios de Australia durante un compromiso ante Mischa Zverer de Alemania en el Masters de Shanghái. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

El tenista australiano Nick Kyrgios aceptó este lunes someterse a un tratamiento psicológico para poner fin a sus berrinches en la cancha, después de que la ATP le ofreciera reducir una sanción a cambio de ello.

"El bienestar y la salud de Nick son prioritarias, y la ATP acepta reducir su suspensión (de ocho a tres semanas), si se somete al consejo de un profesional, lo que aceptó hacer", explicó la Federación australiana de tenis sobre el jugador de 21 años, 14º del mundo.

En la última de sus pataletas, el miércoles pasado en el torneo de Shanghái, Kyrgios tiró ostensiblemente su partido ante el alemán Mischa Zverev (110º), sirviendo mal, no devolviendo los golpes, y realizando aspavientos.

El árbitro llegó a pedirle más intensidad tras hacer un saque de debutante que le costó la rotura del servicio y un 4-1 en contra en la primera manga.

Este aviso no frenó al australiano. Al inicio de la segunda manga, con 1-1, se dirigió hacia su silla antes incluso de que botara el servicio de Zverev. Finalmente en la bola de partido restó con un globo sin fuerza, un auténtico regalo para su adversario, que no desaprovechó la ocasión.

Además, el número 1 australiano insultó a un espectador que le recriminó su actitud.

El tipo malo del tenis 

Kyrgios es famoso por este tipo de berrinches y escándalos. En una ocasión llegó a decirle al suizo Stan Wawrinka, en medio de un partido, que otro tenista se había acostado con su novia.

El jugador australiano Thanasi "Kokkinakis se acostó con tu novia. Siento decírtelo, compañero", lanzó Kyrgios a Wawrinka en medio del segundo set de su enfrentamiento en el torneo de Montreal, en agosto de 2015.

En el torneo de Wimbledon ese año, insultó al árbitro en primera ronda -luego dijo que los insultos iban dirigidos a sí mismo- y se dejó ganar varios puntos ante el francés Richard Gasquet, en octavos de final.

"Es nuestra responsabilidad ayudar a Nick, lo mismo que a todos nuestros deportistas, a hacerlo mejorar como jugador en la pista y como persona. Siempre hemos dado consejos a Nick y seguiremos haciéndolo", añadió la Federación Australiana.

"Respeto y entiendo la decisión de la ATP. Aprovecharé este tiempo sin competir para mejorar dentro y fuera de las pistas", afirmó Kyrgios en el mismo comunicado.

"Lamento que mi año se termine así"

Aunque la sanción se rebaje, el jugador no podrá regresar a la competición antes del 2017. En el mejor de los casos, su castigo acabaría el 7 de noviembre, un día después de la final del Masters 1 000 de París, por lo que no podrá clasificarse para el Masters (13-20 noviembre en Londres) , el último torneo del año, que reúne a los ocho primeros de la ATP.

"Lamento que mi año se termine de esta forma y no poder defender mis opciones de clasificarme para el Masters. Era un objetivo importante para mí", subrayó el jugador.

La ATP planteó el ultimátum a Kyrgios este lunes, anunciando además que le imponía una nueva multa de USD 25 000-además de la de USD 16 500 de la semana pasada- por cometer una gran infracción del código de conducta que vela por la integridad del deporte.

En el mismo anuncio, le ofreció reducir su sanción de ocho a
tres semanas si aceptaba someterse "a un plan bajo la dirección de un psicólogo deportivo, o a un tratamiento equivalente aprobado por la ATP".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)