6 de abril de 2015 09:10

Djokovic es físico, mente y tenis

Novak Djokovic, tenista serbio se coronó campeón del Abierto de Miami.

Novak Djokovic, tenista serbio se coronó campeón del Abierto de Miami.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Santiago Ponce

El español Rafael Nadal, el rey de la arcilla, afrontará la nueva temporada sobre el polvo naranja en busca de las sensaciones perdidas y bajo la seria amenaza de un Novak Djokovic que parece tenerlo todo bajo control: físico, mente y tenis.

Así lo ha demostrado el serbio en los tres primeros meses del año. Apenas dos derrotas y los tres títulos que cuentan: Abierto de Australia, Indian Wells y Miami. Pero hay uno por delante que el número uno del mundo tiene marcado en rojo: Roland Garros es el único Grand Slam que le falta.

Todo cambia y todo se ralentiza con el polvo de ladrillo, pero el serbio llega con un importante refuerzo moral. "Estoy tratando de disfrutar el momento y sacar provecho de este momento de mi carrera en el que probablemente estoy jugando el mejor tenis de mi vida y tengo confianza y me siento físicamente bien", admitió Djokovic el domingo tras ganar su quinto título en Miami.

Lo consiguió gracias a su resistencia física, muy superior a la de un Andy Murray nuevamente exhausto, como en la final de Australia. A los 27 años, ni el llanto de su bebé ni la paternidad recién estrenada parecen quitarle fuerzas. Ante Murray corrió de lado a lado y se estiró como pocos pueden hacer para salvar bolas imposibles, forzando al británico a ser cada vez más preciso, a tirar siempre una vez más hasta provocar el error.

¿Algún jugador mejor a la hora de defenderse? "Ha sido una de mis mejoras durante mi carrera: ser capaz de mantener esa consistencia física todo el año sin importar la cantidad de torneos o partidos que tengo", explicó. "Pero no es sólo eso. El tenis es un deporte complejo. Se requiere un balance adecuado entre preparación física y fuerza mental y emocional. Calma y creer en uno mismo", dijo.

También en eso destaca el serbio, que en Miami remontó el partido ante el ucraniano Alexandr Dolgopolov y en la final supo apagar el momento a favor de Murray al inicio del tercer set. Djokovic, en definitiva, tiene todas las respuestas. "Sirve bien, corre bien, se mueve excepcionalmente bien. Físicamente está en gran forma, golpea la pelota bien desde los dos lados. Hace todo bien en una cancha de tenis. Por eso es el número uno del mundo", expresó Murray.

El británico olvidó quizás un elemento que destacó el español David Ferrer la pasada semana: "Lo resta absolutamente todo". Todos los factores, incluido un Nadal entre dudas, sitúan a Djokovic como favorito para lo que viene: Montecarlo, Madrid, Roma y París, la esquiva París. "No quiero ponerme presión extra innecesaria, ya hay muchas expectativas.

Esto es obviamente muy importante de cara a Roland Garros", dijo tratando de evitar que se hable ya de que va a triunfar en la arcilla francesa, porque eso llevaría a hablar ya también de que completará el Grand Slam en 2015. El serbio sabe que cuando el suelo se pone naranja sólo manda uno, Nadal, campeón ocho veces en Montecarlo, ocho en Barcelona, siete Roma y nueve en Roland Garros.

El español está entrenando en Mallorca y preparándose para la parte de la temporada en la que sólo se esperan de él triunfos. Desde mañana lo hará en compañía de su amigo argentino Juan Mónaco. "En este punto de mi carrera gané ya suficientes cosas como para decir que no necesito ganar más, pero quiero hacerlo, quiero mantener esa sensación de que puedo competir por cualquier torneo que juego. Y tengo la motivación de hacerlo", dijo Nadal al dejar Miami, donde se le cuestionó incluso si recurriría a un psicólogo.

Djokovic es el primero que cree que Nadal recuperará confianza y sensaciones sobre la tierra, en la que ya ganó el título de Buenos Aires este año. "Es Nadal del que estamos hablando, el jugador que ha ganado 14 Grand Slams y uno de los mejores de la historia", afirmó Djokovic tras la eliminación del español en Miami. Desde hoy ambos igualan en la marca de 141 semanas en la cúspide de un ranking que ahora domina Djokovic. El duelo continúa y lo hace en el territorio preferido de Nadal.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)