7 de diciembre de 2015 21:57

Suspenden  final del fútbol chileno tras nuevas amenazas de violencia

Colo Colo3

La nueva suspensión del partido se debió a amenazas que recibió la Gobernación de Valparaíso de parte de hinchas de Santiago Wanderers. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia DPA

Las autoridades chilenas decidieron suspender nuevamente la final del torneo de fútbol entre Colo Colo y Santiago Wanderers tras las renovadas amenazas de barras bravas de repetir los graves desórdenes ocurridos el pasado fin de semana.

"Están demasiado frescas las imágenes de lo que ocurrió ayer (domingo), además de que ya teníamos la información respecto a posibles desmanes y enfrentamientos de hinchas", confirmó hoy a medios locales Omar Jara, el gobernador de Valparaíso. En ese contexto "tomé la decisión de que no se juega. Repito, el partido no se juega. Ya está tomada la decisión", subrayó la autoridad, sobre el cotejo que había quedado reprogramado para este miércoles.

La nueva suspensión del partido se debió a amenazas que recibió la Gobernación de Valparaíso de parte de hinchas de Santiago Wanderers, que le advirtieron a la autoridad de que atacarían los buses que trasladen a la delegación de Colo Colo hasta el estadio.

"No quieren que (sus rivales) den la vuelta (olímpica) en su cara", según informó la edición digital del diario El "Mercurio".

El partido fue suspendido el domingo aún antes de que comenzara y después de que centenares de hinchas rivales se enfrentaran en el centro del puerto de Valparaíso. Los desórdenes se trasladaron luego hasta la cancha del estadio Elías Figueroa del Santiago Wanderers, donde fueron utilizadas armas de todo tipo.

Tras los desmanes, el gobierno ordenó hoy el retorno de la policía al interior de los estadios para partidos de alto riesgo. La presencia preventiva de Carabineros (la policía uniformada) al interior de los estadios "(será) una medida excepcional y temporal", dijo José Roa, el jefe del Plan Estado Seguro, luego de una reunión que encabezó el ministro del Interior, Jorge Burgos, para analizar los graves incidentes del domingo en el puerto de Valparaíso.

Desde hace algunos años, los clubes chilenos, en su mayoría sociedades anónimas, deben contar con guardias privados al interior de los estadios para garantizar la seguridad de los asistentes y jugadores.

Los 190 efectivos del domingo no fueron suficientes para contener los desmanes. Además de la presencia policial, las autoridades acordaron, entre otros puntos, que sólo podrán ingresar de momento a los estadios en partidos de alta complejidad aquellas personas que estén en la lista del Registro Nacional de Hinchas. "Aquellos partidos de alta complejidad que no cumplan con todas las garantías, no podrán jugarse con público", advirtió José Roa.

A pesar de que no se disputó el partido, Colo Colo, uno de los clubes más populares del país y líder del torneo, con 34 puntos, igualmente se proclamó campeón luego de la derrota por la cuenta mínima de su más cercano perseguidor, la Universidad Católica, que contaba con 33 unidades.

Así, el duelo entre Colo Colo y Santiago Wanderers, que se iba a jugar sin público, según lo había dispuesto la autoridad, cuenta sólo para las estadísticas y para que el campeón reciba la copa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)