15 de April de 2014 00:02

Suárez quiere otra historia para Ecuador

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Locuaz, risueña, soñadora, inteligente en sus respuestas. Así es Ana Suárez, quien en el Nacional Juvenil de Ciclismo que finalizó anteayer en Cuenca se convirtió en la 'reina de la pista'. En esa modalidad acumuló seis medallas de oro y contabilizó una de plata en ruta.

La actuación de Suárez no sorprendió a quienes se entrenan con ella. Es dueña de dos récords nacionales. En persecución individual tiene un tiempo de 2 minutos y 32 segundos, registrado en el 2013 en México en el Panamericano Prejuvenil. Bajó 6 segundos la marca anterior (2:38) en su estreno internacional como seleccionada de Ecuador.

El otro récord es en los 200 metros lanzados, con 12,70 segundos cronometrados el año pasado en los Juegos Prejuveniles en Morona Santiago. En el Nacional Juvenil registró una marca de 12,600. Su meta es mejorar el récord de 12,03 y espera hacerlo en los Juegos Nacionales Juveniles que serán el próximo mes en Cuenca.

Suárez nació en Buenaventura, Colombia, el 27 de mayo de 1997. Llegó a Guayaquil hace nueve años. Su padre, Roberto Suárez, tuvo una oportunidad de trabajo. Durante tres años fue seleccionada de Guayas y en su última participación aportó a la provincia con tres medallas de oro y una de plata en los Nacionales Prejuveniles.

La ciclista de origen colombiano emigró a Quito y se incorporó a la Concentración Deportiva de Pichincha por sugerencia del técnico cubano Agustín Lorenzo, quien la dirigió en Guayas. "Él es como mi segundo padre. Cuando le comenté a mi familia de la posibilidad de ir a vivir en Quito me apoyó de inmediato".

Ana Gabriela vive en Quito con su madre, Martha Constante. Cada dos semanas recibe la visita de su padre, que trabaja en Guayaquil. Su hermano mayor, Joaquín (de 25 años), reside en Colombia y de vez en cuando visita Ecuador.

Según Lorenzo, Suárez lleva un proceso de cuatro años sin forzar los entrenamientos y su rendimiento ha venido de menos a más. El estratega pone énfasis en su calidad humana. "Aún no cumple los 16 años y es bastante equilibrada en sus actitudes. Es una ciclista muy técnica, consagrada a su deporte y a los estudios".

Suárez se entrena cuatro horas al día con el sueño de clasificarse a unos Juegos Olímpicos de Mayores. Ella espera ir al Panamericano Júnior que será en julio próximo en México, en la modalidad de pista. Allí pretende clasificarse al Mundial Juvenil de este año en Colombia. También está en la preselección para los Olímpicos de la Juventud en China.

Para la mejor ciclista juvenil del país, en pista, en Ecuador falta mejorar en organización dirigencial y más apoyo. Su reto es cambiar la historia del ciclismo femenino en el país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)