17 de abril de 2015 17:47

Shell revoluciona la lubricación

Carburando

La presentación incluyó explicaciones del proceso de elaboración. Fotos: Fernando Robayo/Carburando

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 2
Redacción Carburando

En la búsqueda de combustibles y lubricantes más eficaces y amigables con el medioambiente, las grandes empresas energéticas mundiales invierten muchos recursos en investigación y desarrollo.

Tal es el caso de la multinacional anglo-holandesa Shell, que a través de la firma Primax, su macrodistribuidor en Ecuador, hace pocos días presentó en el mercado nacional el innovador aceite sintético de motor Pennzoil Platinum, el primero elaborado a base de gas natural.Este revolucionario producto es el resultado de más de 40 años de investigaciones y una inversión cercana a los USD 18 000 millones.

Según el fabricante, Pennzoil Platinum utiliza un nuevo proceso denominado Pure Plus, que convierte el gas natural en un aceite base cristalino, con un grado de pureza del 99,5%, y hace de él el lubricante de motor más avanzado.

Jonathan Briceño, director de Marketing de Shell Latinoamérica, explica que la utilización de Pennzoil Platinum plantea varios beneficios derivados de la mayor limpieza que este aceite proporciona al motor.

En primer lugar, Pennzoil Platinum brinda un mejor desempeño en altas y bajas temperaturas, sin perder viscosidad, ofreciendo una mayor protección contra la fricción de los componentes internos. Esto deriva en un alargamiento de la vida útil del motor.

Con ello, una reparación parcial o total del motor puede postergarse por unas cuantas decenas o hasta cientos de miles de kilómetros. Eso permite que el vehículo se mantenga en buenas condiciones mecá­nicas por más tiempo y conserve un alto valor de reventa.

Al estar los pistones más limpios el motor hace menos esfuerzo para desplazarse, lo cual implica un considerable ahorro de combustible respecto del promedio de consumo anual. Según Briceño, las pruebas realizadas demuestran que un vehículo que utilice Pennzoil Platinum puede recorrer hasta 880 kilómetros más en un año, que es la distancia de ida y vuelta entre Quito y Guayaquil.

Un beneficio adicional del producto es que ayuda a prevenir las pérdidas de potencia, pues recubre las piezas móviles con una película protectora que a la vez sella muy bien todas las uniones.

Pennzoil Platinum está diseñado específicamente para vehículos con motores de gasolina, con hasta 10 años de antigüedad y, de preferencia, con poco kilometraje. Briceño indica que para autos con alto kilometraje la gama Pennzoil cuenta con otros productos específicos, con diferentes grados de viscosidad y que contienen aditivos que devuelven la flexibilidad a retenedores y empaques, que suelen resecarse por el tiempo y el uso y llegan a causar fugas del lubricante.

Sobre los plazos de cambio, Briceño asegura que Pennzoil Platinum respeta lo que indica el manual del usuario de cada vehículo, en función del tipo de aceite que se utilice, pues nadie mejor que el fabricante del mismo para recomendar el lapso apropiado.

La nueva gama Pennzoil se complementa con el lubricante Gold, que contiene un 40% de base sintética, y con el Mineral Oil, formulado para vehículos con más de
120 000 km, que ayuda a reducir fugas y consumo, además de brindar una limpieza superior.

Shell ha liderado las ventas mundiales de lubricantes automotrices en los últimos ocho años, y con el nuevo producto busca consolidarse en esa posición. Según Briceño, la marca está creciendo paulatinamente en Ecuador y se propone liderar la categoría premium de lubricantes, en un lapso de tres años.

El ejecutivo da cuenta de que el 35% del parque automotor ecuatoriano está compuesto por ve­hículos de 0 a 5 años de antigüedad, lo cual representa un mercado potencial muy atractivo para Pennzoil Platinum con tecnología Pure Plus, ahora convertido en el producto estrella del fabricante.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)