4 de enero de 2018 00:00

La Tri femenina peleará por uno de los dos cupos al Mundial

Vanessa Arauz (centro en la primera fila), sus asistentes y 21 de las 22 convocadas posaron ayer para la foto oficial previo a su participación en el certamen sudamericano.

Vanessa Arauz (centro en la primera fila), sus asistentes y 21 de las 22 convocadas posaron ayer para la foto oficial previo a su participación en el certamen sudamericano. Foto: Vicente Costales/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Álex Puruncajas
Redactor. (D)

Las seleccionadas se preparan durante las noches para su debut en el Sudamericano Sub 20 que acogerá Ecuador desde el 13 de enero. Alumbradas por los reflectores de la cancha principal de la Casa de la Selección se ejercitan y disputan amistosos bajo la guía de la entrenadora Vanessa Arauz.

¿Por qué practican a esa hora? El propósito es que se adapten a las horas nocturnas de los partidos que disputarán en el torneo internacional en el que intervendrán las 10 selecciones sudamericanas en busca de dos cupos al Mundial de Francia, en agosto. También que sientan el frío y el ambiente nocturno de los encuentros que se disputarán en el estadio Olímpico de Riobamba. Es una especie de simulacro.

Todos los juegos de la Tricolor, en el grupo 1, fueron programados para las 19:15. Serán los cotejos de fondo de cada programación en la capital de Chimborazo por su condición de anfitrionas. El estreno será ante Argentina, el 13 de marzo. Los otros rivales serán Colombia (el 15), Paraguay (el 17) y Perú (el 21).

“Buscamos que las chicas se adapten a los reflectores”, recalca Christian Ayala, preparador físico. Arauz añade que se escogió al escenario de la Sierra centro por la buena experiencia que tuvo la Tricolor en su participación en la Copa América, el 2014.

“La afición de Riobamba nos apoyó masivamente. Después, cuando fuimos a Ambato también tuvimos respaldo, incluso se rompió récord de asistencia”, detalló la entrenadora que dirigió en ese torneo y estuvo al frente del plantel femenino de Canadá, en el 2015.

Arauz cuenta con una nueva generación de futbolistas, puesto que la mayoría de las anteriores ya superó los 20 años y no pueden formar parte del grupo. Entre las más experimentadas están Tamara Angulo y Joselyn Espinales, quien fue escogida como capitana.

La mediocampista se enteró ayer de su designación como capitana luego del acto donde se anunció la lista de las 22 escogidas para el torneo. “Capitán no es quien lleva la cinta, sino quien lleva a un grupo a los mejores senderos”, expresó emocionada.

Antes de la designación, sus compañeras le hacían bromas y le decían que sería escogida. “Me lo sospechaba”, expresó entre sonrisas. Otro de los anuncios fue que la golera titular será Andrea Morán, de 18 años, y quien ataja para Unión Española de Guayas. Ambas confían en que el plantel pueda llegar a las instancias finales para ir a la cita mundialista.

El Sudamericano tendrá dos grupos. Los dos mejores accederán a un cuadrangular de donde saldrán los dos clasificados para el Mundial.

“Los rivales son buenos. Sabemos que algunas son mundialistas, pero estamos enfocadas en nuestro juego y nuestras potencialidades”, añadió Espinales, quien luce una cabellera alborotada y utilizará el número siete en la competición internacional.

Para el torneo, Arauz y sus asistentes iniciaron un proceso en mayo. Se realizó un ‘scouting’ y se escogió a 854 jugadoras, quienes participaron en 15 microciclos hasta diciembre del año pasado.
Además, el equipo disputó amistosos en Babahoyo y Perú, donde se coronó campeón. Con esta experiencia, las tricolores quieren dar una nueva alegría al país. Varias de ellas tendrán el apoyo de sus familiares en Riobamba.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)