6 de octubre de 2016 00:00

La Tri reúne a jugadores de seis provincias y tres naturalizados

Esmeraldas, la provincia que más aporta a la Selección de Ecuador. Imbabura perdió espacio. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

Esmeraldas, la provincia que más aporta a la Selección de Ecuador. Imbabura perdió espacio. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 6
Álex Puruncajas
apuruncajas@elcomercio.com

Las canciones de salsa se escuchan en los pasillos de la Casa de la Selección cuando hay una concentración de la Tricolor para los juegos de eliminatorias. Esas melodías las ponen los jugadores esmeraldeños, a quienes les gusta escuchar los ritmos tropicales que les recuerdan sus lugares de origen.

Entre los que disfrutan de la salsa están Walter Ayoví, Frickson Erazo y Juan Cazares. Los tres nacieron en cantones de Esmeraldas, la provincia que más aporta con jugadores a la Primera división del balompié ecuatoriano y que también contribuye con más futbolistas a la Tricolor.

De los 25 seleccionados que ayer permanecieron concentrados para el juego ante Chile (hoy, desde las 16:00, en el Olímpico Atahualpa), 10 pertenecen a la ‘Provincia Verde’.

Uno de los más alegres de la tropa de esmeraldeños es Cazares, el mediocampista que se destaca por su técnica para gambetear, jugar a un solo toque y su visión para realizar pases en profundidad con mucha rapidez.

Él nació en el cantón Quinindé, donde jugaba el trompo, los bolos y el balero. Muy pronto, a los 13 años, se fue a probar suerte en el que entonces era el equipo de sus amores, Barcelona. Luego, fue a Independiente del Valle. Dio el salto a River Plate y Banfield (de Argentina). Hoy, es una de las figuras del Atlético Mineiro, de Brasil.

En la Tri comparte la habitación con Carlos Gruezo, quien nació en Santo Domingo de los Tsáchilas, la tercera provincia con más presencia en la actual Selección. De esta región –además de ‘Grueziño’ provienen Mario Pineida y Cristian Ramírez, quien ayer se entrenó en el equipo titular por una lesión que sufre Walter Ayoví.

El ‘capi’ Ayoví es uno de los más respetados y más buscados en la concentración. Hasta allá suelen acudir amigos y familiares, quienes lo vieron en su niñez cuando correteaba con el balón por las calles de tierra del barrio Nueva Esperanza, también conocido como Para Nueve.

Sus conocidos le buscan para pedirle ayuda. Ayoví suele apoyarlos. A su sobrino Brayan Bennet, de 16 años, le envió una camiseta de la Tricolor con el número 10, el que siempre lleva a sus espaldas.
Así, Esmeraldas es la cantera del fútbol ecuatoriano más potente en la actualidad. De esa región han salido jugadores para América y Europa.

Guayas es la segunda provincia con más jugadores en el equipo nacional. De ahí provienen Luis el ‘Cunti’ Caicedo, Ángel Mena, Christian Noboa, Michael Arroyo y Felipe Caicedo.

También hay dos seleccionados de Sucumbíos (Fidel Martínez y Antonio Valencia). El ‘Toño’ es el embajador del balompié local más conocido: juega en el Manchester United, de Inglaterra.

El Oro, Los Ríos e Imbabura aportan con un seleccionado. También hay tres nacionalizados (los argentinos Esteban Dreer y Matías Oyola y el paraguayo Daniel Azcona).

Imbabura perdió espacio en los últimos años en la Tri en relación a otras épocas cuando contaba con Geovanny Espinoza, Édison Méndez y Agustín Delgado. Hoy, es el tiempo de los esmeraldeños.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (2)