29 de agosto de 2016 19:09

La Selección de Brasil se acostumbra a los efectos del balón en Quito 

La Selección de Brasil se entrenó en la Casa Blanca el 29 de agosto del 2016. Foto: Pablo Campos/ EL COMERCIO

La Selección de Brasil se entrenó en la Casa Blanca el 29 de agosto del 2016. Foto: Pablo Campos/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 1
Pablo Campos

El golero Weverton volaba de un lado al otro en la serie de tiros de esquina ordenados por el técnico Tite en el entrenamiento del cuadro brasileño en la Casa Blanca.

Brasil cumplió la tarde de este lunes su primer entrenamiento en los 2800 metros de altitud. El equipo llegó al escenario de Ponciano a las 16:30 y quince minutos después, los jugadores saltaron a la cancha.

Neymar fue el último en pisar la cancha de la Casa Blanca. El astro del equipo brasileño entró corriendo al verde tapiz de Ponciano cuando sus compañeros ya se entretenían jugando al torito.

Pintado el cabello de amarillo, el futbolista se integró a los trabajos del equipo que realiza su primer entrenamiento en suelo ecuatoriano. En la cancha también son reconocibles jugadores como Marcelo, Dani Alves y Filipe Luis.

El equipo se entrena desde las 16:45 bajo la dirección del entrenador Tite, que debutará como seleccionador del equipo en el partido del jueves ante Ecuador (16:00).

Durante el entrenamiento, además de los toritos, los jugadores practican tiros de esquina cobrados por el mítico Taffarel, campeón del mundo en 1994 y preparador de arqueros del Scracht desde la pasada Copa América Centenario.

Les preocupa el efecto del balón y sobre todo los rechaces defensivos. En esta última labor destaca el volante del fútbol chino, Paulinho.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)