10 de agosto de 2016 22:39

Brasil a cuartos de final con la combinación de goleando y gustando

Jugadores brasileños celebran tras la anotación de Gabriel Barbosa ante Dinamarca en partido jugado por el grupo A de la Olimpiada Río 2016. Foto: EFE

Jugadores brasileños celebran tras la anotación de Gabriel Barbosa ante Dinamarca en partido jugado por el grupo A de la Olimpiada Río 2016. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 0
Contento 5
Agencia AFP
Río2016

Brasil encontró el 'jogo' y los goles este miércoles 10 de agosto del 2016 ante Dinamarca para meterse con un 4-0 en los cuartos de final del torneo de fútbol masculino de Río 2016, un resultado que lo dejó primero del Grupo A y enfrentado con Colombia en búsqueda de las semifinales.

Los Gabrieles, Gabriel Barbosa 'Gabigol', con un doblete a los 26 y 81 minutos, Gabriel Jesús (40) y Luan (50) marcaron los goles que le permitieron a la 'canarinha' quedarse con el liderato de la llave con 5 puntos.

Dinamarca se estacionó con 4 en el segundo lugar y se medirá con Nigeria en la siguiente etapa.

Por la misma llave, Irak y Sudáfrica empataron 1-1 en Sao Paulo y se despidieron del torneo con tres y dos puntos, respectivamente.

Brasil y Colombia, que se enfrentaron en los cuartos de final del Mundial-2014 con victoria para los de casa por 2-1, volverán a verse las caras, esta vez en Sao Paulo, el próximo sábado, camino a las semifinales.

Después de dos decepcionantes 0-0 ante Sudáfrica e Irak que levantaron todo tipo de críticas y pusieron en el paredón a Neymar, Brasil sabía que su obligación apenas rodara la pelota era ir a buscar el arco danés.

Y así lo hizo a los 5 minutos con una jugada individual de Renato Augusto por el centro dejando rivales pero 'Gabigol' cortó la maniobra con un pase errado.

El intento valió para que las 50 000 almas en la Arena Fonte Nova se metieran en el partido, un impulso necesario para una seleçao sin confianza y presionada por la medalla de oro y por limpiar la imagen de los desastres que nacieron con el vergonzoso 7-1.

Neymar entró en escena en la medida que Renato Augusto se adueñó del medio para distribuir el juego, pero faltaba que entraran en esa sintonía 'Gabigol' y Gabriel Jesús, quien se perdió la apertura del marcador a los 24 con una definición horrible cuando quedó perfilado para gol.

Pero el que no falló fue 'Gabigol' dos minutos después. La joya del Santos desató el carnaval cuando llegó con lo justo a una pelota cruzada de Douglas Santos desde la izquierda, que no logró conectar Luan barriéndose, pero sí el barbudo delantero de 19 años con un toque suave para batir a Hojbjerg a contra pierna.

El jugador Gabriel Barbosa (izq.) de Brasil celebra tras anotar ante Dinamarca en la goleada por 4-0 en Río 2016. Foto: EFE

El jugador Gabriel Barbosa (izq.) de Brasil celebra tras anotar ante Dinamarca en la goleada por 4-0 en Río 2016. Foto: EFE

El 1-0 activó la mejor versión del equipo en lo que va de los Juegos y descubrió en Luan a un organizador virtuoso, como en la jugada en que se juntó con 'Gabigol' en pared y que terminó en una pelota cruzada desde la derecha para que Gabriel Jesús (40) marcara el 2-0 anticipándose a su marcador.

El desarrollo del segundo tiempo fue una copia exacta de la parte inicial, con una buena producción ofensiva de la seleçao y ninguna de los daneses, resignados en defensa con ocho hombres detrás de la línea de la pelota para defender la clasificación.

Sin embargo, Brasil llegó al 3-0 con Luan, un premio a su presentación, después de una pelota perfecta de Neymar buscando la proyección de Douglas Costa y que el lateral izquierdo colocó en la mitad del área para que el volante de Gremio simplemente la empujara.

La Arena Fonte Nova era una fiesta y quería el gol de Neymar, que estuvo cerca en dos ocasiones, pero llegó otro de 'Gabigol', similar al de Luan: pelota del '10' a Gabriel Jesús y el del Ctiy la cruza en el área para la aparición del 'Santos'.

El tiempo se cumplió y Brasil cumplió: salvó el orgullo cuando pendía de un hilo mostrando una cara optimista y Neymar, aun lejos de su mejor forma, fue el conductor que necesitaban sus jóvenes compañeros

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)