28 de octubre de 2015 00:00

El seguro médico privado, tema pendiente en clubes

Las lesiones más comunes de los futbolistas son en los tobillos y en las rodillas. Foto: Archivo EL COMERCIO

Las lesiones más comunes de los futbolistas son en los tobillos y en las rodillas. Foto: Archivo EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Redacción Deportes

Los 12 clubes de la Serie A tienen afiliados a sus plantillas al Instituto de Seguridad Social (IESS), pero no todos cuentan con seguros de medicina prepagada para sus jugadores.

Liga de Quito y Católica son los clubes que sí cuentan con seguros médicos privados. Estos servicios también cubren los gastos para las esposas e hijos de los deportistas.

En el club albo, 300 personas (futbolistas del plantel de Primera, de las formativas y personal administrativo) están afiliadas al seguro de medicina prepagada Salud SA.

Liga obtuvo este servicio a través de un canje publicitario, explica Diego Castro, gerente comercial de los universitarios. El club y la compañía no detallan las cifras del acuerdo, pero el directivo indica que ambas partes obtienen beneficios económicos y publicitarios.

El club acudió a la empresa AON, un bróker (empresa intermediaria que se encarga de la operación comercial) para adquirir esta prestación. Javier Paz y Miño, de AON, detalla que el seguro cubre enfermedades, accidentes, gastos ambulatorios y hospitalarios para el futbolista su esposa y sus hijos. Jugadores como el paraguayo Enrique Vera y Hansel Batalla utilizaron el servicio.

En la Católica, Confiamed asegura a los jugadores y a sus familiares. Esta empresa es auspiciante del plantel desde septiembre del 2013 y cubre hasta el 80% de los gastos que se generan por enfermedades o accidentes en el primer equipo.

El seguro tiene una cobertura de hasta el 80% en gastos médicos para la esposa e hijos de los futbolistas del ‘Trencito Azul’.

La FIFA establece que el club es responsable de asegurar al jugador contra enfermedades y accidentes cuando este se encuentre en un proceso de transferencia. Además, indica que debe proveerle un seguro privado contra lesiones sufridas en un partido.

El organismo impuso esta reglamentación luego de que el inglés Michael Owen se lesionara, cuando Inglaterra jugó con Suecia en el Mundial 2006.

El resto de clubes ecuatorianos no cuentan con seguros médicos, pero tienen convenios con clínicas o disponen de seguros contra accidentes personales.

En Independiente, los integrantes del cuerpo médico analizan las lesiones de los jugadores y envían los informes a clínicas particulares. “Tenemos convenios con clínicas. Luego, el club cancela los gastos realizados”, indica Édison Logroño, fisioterapeuta del plantel de Sangolquí.

El Nacional dispone de un seguro contra accidentes personales al que están afiliados solo los 232 jugadores de las formativas, reveló Mauricio Maldonado, gerente del club.

En Mushuc Runa, los jugadores pueden acceder a un seguro de vida si pagan por su cuenta los gastos, explica Diego Pandi, directivo del equipo.

El panorama es diferente en otros equipos. Barcelona SC solo cuenta con la asistencia del IESS. Los contratos de los ‘toreros’ no incluyen el beneficio de un seguro médico privado, tema que será revisado por la directiva de José Cevallos.

Desde el año pasado, Barcelona firmó un convenio con Omni Hospital, para utilizar las cámaras hiperbáricas del centro médico.

Los jugadores de Emelec tampoco tienen seguros médicos privados. Cuando existen lesiones graves, ellos asisten a la Clínica Panamericana, donde la directiva asume los gastos y luego el IESS realiza la reposición.

Los jugadores de River Ecuador cuentan, además de la afiliación al IESS, con una póliza privada. Esta cubre accidentes de tránsito o muerte súbita.

Los seguros individuales

Sebastián Blázquez, arquero de Aucas, adquirió una póliza de seguro médico para su esposa, Laura Borojovic, en la empresa Salud SA, el año pasado. Su prevención le dio resultados con el tiempo: el 3 de octubre pasado utilizó el servicio para cubrir los gastos del nacimiento de su hija, Pía Morena.

Blázquez, que aseguró a su familia cuando jugaba en Mushuc Runa, de Ambato, ante la posibilidad de una emergencia médica imprevista, también cuenta con un seguro contra accidentes laborales que le brinda Aucas, su actual equipo. Esta póliza le cubre hasta un monto de USD 5 000 anual.

Aucas es uno de los clubes que cuenta con un seguro de vida para sus jugadores de la Primera categoría, que les cubre hasta USD 25 000 por futbolista.

El ejecutivo Javier Paz y Miño indica que aún hay poco interés de los clubes por los seguros.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)