25 de junio de 2017 00:00

Saraguro promueve la práctica del baloncesto

El técnico cubano Pedro Alzola (derecha) imparte instrucciones a sus dirigidas. 
Las integrantes de las categorías de 13 a 16 años posan antes del entrenamiento. Foto: Manuel Quizhpe / EL COMERCIO

El técnico cubano Pedro Alzola (derecha) imparte instrucciones a sus dirigidas. Las integrantes de las categorías de 13 a 16 años posan antes del entrenamiento. Foto: Manuel Quizhpe / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Manuel Quizhpe
(F-Contenido Intercultural)

El interior del coliseo Municipal Ciudad de Saraguro, con capacidad para 1 400 personas, retumba durante los entrenamientos de baloncesto. Los golpes del balón en el piso de madera se escuchan antes de ingresar en el escenario. Entre las 14:00 y 19:00, de lunes a viernes, cerca de 200 alumnos de la escuela deportiva corretean por la cancha.

Ellos llegan de diferentes sectores del cantón lojano de Saraguro, cuyo propósito es aprender a jugar baloncesto. Una de las practicantes y la más antigua de todas es Tatiana Guanuchi, quien se incorporó a esta disciplina hace 10 años. Se siente satisfecha con esta década de aprendizaje. “Me defiendo como basquetbolista, juego mejor, he progresado mucho”. La joven de 16 años pone énfasis en la disciplina que impone en cada entrenamiento el técnico cubano Pedro Alzola.

Por eso, quienes se atrasan a las carreras, no se libran del llamado de atención. “La puntualidad habla de nuestra personalidad”, aconseja en tono serio el estratega. Guanuchi reconoce que con el entrenador extranjero asimilan muchos conocimientos sobre baloncesto. “Es exigente y le gusta la disciplina”. Ella está contenta, porque hay constantes topes y encuentros de comprobación con representativos de Loja y equipos de los colegios de la localidad. Según Alzola, su exigencia está encaminada a hacer cumplir lo establecido en cada jornada, sin pretextos.

“No me gusta que conversen durante las prácticas, porque para eso mejor se quedan en sus casas”. A sus dirigidos les recomienda dedicarse por completo a cada actividad que hacen. Él, en el 2015, ya trabajó con niños, adolescentes y jóvenes de Saraguro. El año pasado no pudo continuar, porque fue contratado para trabajar como técnico de baloncesto del Ministerio del Deporte en Zamora Chinchipe.

Este año retornó por pedido de Enri Pachar, presidente de la Liga Deportiva Cantonal de Saraguro. Contó que la escuela de baloncesto tiene alumnos que van desde los 7 hasta los 16 años. Con la incorporación de Alzola, sostuvo Pachar, se ha incrementado el número de inscritos. ­“Entre mujeres y varones hay cerca de 200 alumnos indígenas y mestizos”. Ellos provienen de diferentes sectores del cantón lojano de Saraguro, especialmente de las parroquias Saraguro y Urdaneta. En otras localidades, el baloncesto tiene poca acogida.

Es más, en el Intercomunidades solo se juega fútbol y la idea es cambiar esa realidad. La principal motivación de los alumnos, quienes no pagan ningún dinero por su aprendizaje, son los encuentros amistosos que organiza la Liga Cantonal. Ana Segovia, por ejemplo, llega feliz a las prácticas, pero se emociona cuando conoce que habrá topes o viajes a los cantones de Loja. Segovia, de 15 años, es alumna de la Unidad Educativa Saraguro y su meta es ser parte de la selección de Saraguro, que participará en los Juegos Intercantonales previstos para agosto próximo.

Ella se entrena de 15:00 a 16:00, luego retorna a casa para cumplir con sus tareas académicas. Otros alumnos se entrenan más tarde. Llegan a las prácticas tras realizar sus deberes. En el caso de los más pequeños, los padres son quienes los acompañan hasta el coliseo Municipal. Algunos de los familiares, se quedan durante toda la hora de entrenamientos.

Alzola destacó que en Saraguro existen buenos elementos para el baloncesto, pero falta continuidad en el proceso de aprendizaje. Se preocupa porque hay jóvenes que no dan la importancia a este deporte. “El baloncesto es un deporte creativo y de dedicación”. Pachar agradeció al Municipio de Saraguro por facilitar el coliseo. La Liga Cantonal, cubre el salario del técnico. La entidad recibe un presupuesto anual de USD 37 479 del Ministerio del Deporte, que sirve para todas sus actividades.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)