9 de junio de 2017 00:00

Santiago Quintero venció al difícil Dhaulagiri y coronó la cumbre

El montañista ecuatoriano Santiago Quintero en el campo 2 del Dhaulagiri.  Foto: cortesía Santiago Quintero

El montañista ecuatoriano Santiago Quintero en el campo 2 del Dhaulagiri. Foto: cortesía Santiago Quintero

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Martha Córdova. Redactora (D) [email protected]

Otra vez eludió obstáculos y tal vez a la muerte para conseguir su objetivo. Santiago Quintero conquistó la cima del Dhaulagiri. Se trata de la séptima montaña más alta del mundo, con 8 167 metros sobre el nivel del mar.

“Fue muy duro, diría que la más difícil de las ocho cimas que he logrado conquistar por sobre los 8 000 metros de altura”, dijo el quiteño, que es el único montañista en hacerlo con la mitad de sus pies.

Su plan inicial era subir al Dhaulagiri en los primeros días de mayo y dos semanas después ir al Lhotse (8 516), pero todo se frustró. “Hubo demasiado viento y nevadas que dañaron los planes. La nieve subió unos 50 centímetros”.

Desde el 17 de abril instaló los campamentos 1, 2 y 3 y las cuerdas para luego esperar la ventaja de buen clima para buscar la cumbre. No pudo hacerlo en la segunda semana de mayo porque las cuerdas y la carpas del campamento 3 se perdieron por una avalancha.

Tuvieron que esperar que unos sherpas (personas nativas que asisten a los montañistas) fijen de nuevo las cuerdas y el campamento para intentar subir a la cumbre.

El 20 de mayo salió a las 03:00 y caminó por 12 horas para llegar a la cima. “Estuvimos solo 10 minutos. La cima del Dhaulagiri está sobre una meseta, había una tormenta eléctrica y temíamos por una descarga que podía matarnos. Así que descendimos lo más pronto que pudimos”.

El regreso al campamento base fue aún más duro. “Venía al límite, y tenía un principio de edema pulmonar”. Su compañero de cordada le pidió que se dejara asistir por una botella de oxígeno, pues el ascenso lo había hecho sin esa ayuda, como lo ha realizado en las otras siete expediciones que ha tenido éxito.

“Caminé del campamento 3 al 2 con un botellón de oxígeno, pero al llegar al campamento 1 fuimos obligados a subir a un helicóptero. No quería hacerlo, pero nos obligaron porque hubo una expedición con montañistas indios que sufrieron congelaciones en las manos”.

Se mostró molesto con una publicación de Desnivel.com en la que se publica que Quintero fue asistido con tres botellas de oxígeno. “Mienten y descontextualizan nuestro esfuerzo. Nunca dicen que llegamos a la cumbre. La noticia tiene como fuente al montañista Carlos Soria, que no logró subir a la cumbre. Tal vez trata de justificar su expedición truncada. Yo he escrito a la revista para que rectifiquen”.

Quintero quiere culminar en 2020 su proyecto de lograr las cimas de las 14 montañas más altas del mundo. Ya estuvo en las cumbres de Makalu (8 468 m), Brod Peak (8 051), Gasherbrum II (8 034), Shishapangma (8 027), Everest (8 848), Manaslu (8 163), Cho Oyu (8 201) y Dhaulagiri (8 167).

En los próximo tres años deberá ascender al Lhotse (8 516), K-2 (8 611), Kangchenjunga (8 586), Nanga Parbat (8 125), Annapurna (8 091) y Gasherbrum I (8 080).

“No sé cómo vamos a establecer el orden de ascenso, el Annapurna es uno de los más difíciles, solo el 53% de montañistas que ha intentando llegar lo ha logrado. He ido al K-2 en dos ocasiones y no pude llegar a la cumbre. Vamos a pensar bien cómo hacer”.

Por lo pronto quiere descansar este mes y luego retomar sus entrenamientos en roca, especialmente porque desea sacar su carné de guía de montaña internacional. Lo hará en noviembre en Francia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)