6 de junio de 2014 21:47

San Antonio golpeó primero a los Heat

Manu Ginobili de San Antonio Spurs y Dwyane Wadede los Miami Heat. Foto: AFP

Manu Ginobili de San Antonio Spurs y Dwyane Wadede los Miami Heat. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 4
Contento 0
EFE

Una vez más, los ‘tres amigos’ -el ala-pívot Tim Duncan, el base Tony Parker y el escolta Manu Ginóbili-, fueron decisivos a la hora de darle a los Spurs de San Antonio la victoria por 110-95 ante los Heat de Miami en el primer partido de las finales de la NBA.

“Hemos jugado en unas condiciones duras para todos. Pero al final, el equipo hizo lo correcto al tener control del balón y nos permitió cambiar la historia del partido”, comentó Duncan. Él fue el líder encestador al conseguir 21 puntos y 10 rebotes.

“Además Danny Green anotó canastas decisivas cuando comenzamos a mover mejor el balón”, agregó Duncan, quien también alabó la gran labor que realizó el pívot brasileño Tiago Splitter, al aportar 14 puntos y cuatro rebotes como titular, nada que ver con los problemas que tuvo el año pasado en el duelo contra Heat.

“Estuvo fenomenal, en la manera como se insertó en la defensa, leyó siempre perfecto las jugadas y luego en la recta final también consiguió los puntos que ayudaron al equipo”, destacó Duncan.

En la final del 2013, los Spurs estuvieron a seis segundos de coronarse campeones, pero un triple de Ray Allen dio el triunfo a Miami, que definió la serie en un séptimo encuentro. “Lo principal es que estuvimos muy efectivos esta noche, moviendo el balón, haciendo los pases correctos y grandes tiros que nos mantuvieron en el juego”, acotó Duncan. De su parte, el argentino Manu Ginóbili, también con gran actuación en el encuentro, opinó que a su entender el calor “no fue factor de mucho peso” en el partido.

Parker, a pesar de las molestias que sufre en el tobillo izquierdo, hizo una gran labor individual y de equipo al aportar 19 puntos. Fue el segundo máximo encestador al anotar 8 de 15 tiros de campo.

El francés al referirse al calor dijo que para nada le afectó porque era como si estuviese jugando en el Campeonato de Europa, donde no hay aire acondicionado.

“Lo importante es que estuve siempre centrado en el juego, y que ayudamos a que Green surgiese con su mejor inspiración encestadora cuando el equipo más lo necesitó”, agregó Parker. Él sostuvo que estaría más preparado físicamente de cara al segundo partido de las finales, que se disputará mañana.
James tuvo calambres

El alero estrella LeBron James volvió a tener problemas con los calambres, esta vez en su pierna izquierda, que le costó tener que abandonar el campo antes de que concluyese el primer partido.

Aunque James antes de retirarse del campo fue el máximo encestador de los Heat con 25 puntos, seis rebotes, tres asistencias y tres recuperaciones de balón, no pudo disfrutar del triunfo con la nueva marca que había conseguido.
La estrella llegó a los 4 000 puntos y 1 000 asistencias en la competición de la fase final, algo que solo consiguieron anteriormente el legendario Michael Jordan y Kobe Bryant.

“No es el momento de marcas personales, simplemente de pensar en recuperarme de cara al segundo partido y creo que lo estaré porque ahora ya me encuentro mucho mejor que cuando abandoné el campo”, declaró en conferencia de prensa posterior al partido. “Traté de darlo todo en el momento que más lo necesitaba el equipo y la pierna izquierda no aguantó”.
La superestrella con su penetración a canasta había puesto a los Heat a solo dos puntos de empatar el marcador (94-92) y menos de cuatro minutos por disputarse. “Hasta entonces tuvimos la oportunidad de estar en el partido y conseguir la victoria, pero luego fue frustrante el ver cómo se dieron las cosas”, comentó James.

“Te sientes doblemente mal cuando ves que a estas alturas de la temporada no puedes ayudar al equipo”. James reconoció que al final se dio cuenta que la mejor opción para no agravar los problemas físicos era no mover la pierna y por eso le ayudaron a sentarse hasta que luego ya se le fueron algo los calambres y pudo de nuevo caminar. “Tenía los músculos con espasmos al máximo en toda la pierna izquierda, creo que había perdido mucho líquido durante el partido debido al calor extremo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)