23 de septiembre de 2015 15:17

Escocia baja de las nubes a Japón y es líder de grupo en Mundial de Rugby

El jugador de la selección escocesa de rugby Finn Russell (der.) celebra un ensayo marcado ante Japón durante el partido del grupo B de la Copa del Mundo de Rugby  en el estadio Kingsholm en Gloucester, Reino Unido, el 23 de septiembre de 2015. Neil Munns

El jugador de la selección escocesa de rugby Finn Russell (der.) celebra un ensayo marcado ante Japón durante el partido del grupo B de la Copa del Mundo de Rugby en el estadio Kingsholm en Gloucester, Reino Unido, el 23 de septiembre de 2015. Neil Munns / EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia AFP

Japón, que había dado la sorpresa al vencer a la todopoderosa Sudáfrica el pasado sábado, volvió a poner los pies en la tierra con una contundente derrota ante Escocia este miércoles 23 de septiembre  (45-10), cimentada en una gran segunda parte de los europeos.

En un primer tiempo igualado, el resultado a la pausa (12-7 a favor de los escoceses) permitía seguir soñando a los japoneses, pero Escocia fue netamente superior en el segundo tiempo, en los que consiguió cinco tries.

De esta manera, Escocia logra además un punto de bonus ofensivo y se coloca líder del grupo B del Mundial de Rugby.

Cuatro días después de su histórico triunfo ante los Springboks (34-32) , los japoneses se vinieron abajo ante los escoceses a partir del minuto 50 del partido.

Fallos en la entrega, mala estrategia, defensa en fuera de juego... Los 'Brave Blossoms' multiplicaron los errores antes de la pausa y fueron castigados por el capitán y pateador escocés Greg Laidlaw, autor de todos los puntos de su equipo al descanso (4 aciertos de 5 con el pie) .

Sin embargo, los asiáticos llegaron a la pausa dentro del partido gracias a un try de Lelei Mafi, el único del primer periodo, y al acierto en la conversión de Ayumu Goromaru, el héroe en la victoria contra Sudáfrica.

El encuentro llegaba al descanso como quería el seleccionador australiano de Japón, Eddie Jones, convencido de que su equipo podría acabar imponiendo su fortaleza física tras la pausa, tal como hizo contra Sudáfrica.

Los japoneses llegaron a colocarse 12-10 nada más iniciarse la segunda parte, pero notaron en exceso la baja de Mafi, excelente perforando la defensa escocesa, que abandonó el partido en camilla.

Bajo la atenta mirada de la princesa Ana en la tribuna del estadio de Kingsholm, los escoceses rompieron los planes japoneses y dieron una lección en la última media hora de juego.

El problema para los japoneses es que los escoceses se aprovecharon de cada error asiático para sumar puntos en el marcador. Así, lograron dos tries en seis minutos, a cargo de John Hardie (50) y Mark Bennett (56) , con los que abrieron una breva insalvable (24-10) .

Una intercepción de Tommy Seymour y el posterior try tras una carrera de 80 metros, acabó por dar la puntilla a los 'Brave Blossoms' (31-10, min 63) .

El coqueto Kingsholm Stadium se parecía cada vez más a un pequeño Murrayfield a medida que los escoceses destrozaban al rival.

Ante un rival exhausto, el XV del Cardo fue a buscar el bonus ofensivo y lo logró con los tries de Bennett, el segundo, y otro de Fin Russell.

Pese a la derrota, los japoneses aún conservan muchas chances de clasificarse para los cuartos de final y para lograrlo deberán empezar por ganar, dentro de 10 días, a Samoa en Milton Keynes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)