26 de agosto de 2014 00:00

Rubén Israel se ganó la confianza de jugadores e hinchas de Barcelona

Rubén Israel, técnico del Barcelona SC. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Rubén Israel, técnico del Barcelona SC. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 14
Contento 0
Redacción Deportes
Quito

Rubén Israel procura satisfacer a todas las inquietudes de los periodistas cuando asistente a sus conferencias de prensa. Así lo ha hecho en el estadio de Barcelona Sporting Club y en los otros donde su equipo ha jugado. Siempre se muestra cordial y educado.

Esta cualidad del estratega uruguayo cambia cuando está en la cancha y tiene que impartir instrucciones a sus dirigidos. Allí es riguroso, pues gusta del orden, de la aplicación táctica y de la cooperación para las tareas defensivas.

Israel es un estratega que se ha ganado la confianza de los integrantes del cuadro canario, de la directiva y de los hinchas, que cuando lo ven por las calles guayaquileñas lo saludan y le desean éxitos al frente del equipo considerado el más popular del Ecuador.

Barcelona Sporting Club recuperó el estilo de juego vistoso que implantó el DT charrúa desde que llegó al país, durante la paralización del torneo local por el Mundial de Brasil.

Su equipo tuvo un bajón en el último cotejo de la primera etapa y en las dos que abrieron la segunda fase. Antonio Noboa, presidente del conjunto amarillo, presenció uno de los entrenamientos para demostrarle su apoyo, exigiéndoles a los jugadores mayor compromiso con el entrenador.

Con esa misma confianza y tras sumar tres victorias consecutivas con tres goles convertidos, Israel intentará asegurar la clasificación del ‘Ídolo’ guayaquileño a la segunda etapa de la Copa Sudamericana este miércoles 27 de agosto, ante el Alianza Lima, una de sus víctimas. En la ida, los porteños golearon 3-0.

Israel es un entrenador que gusta del fútbol de toque, que pregona su compatriota Sergio Markarián, a quien apoyó como asistente técnico. Uno de los momentos más dulces en su carrera fue cuando dirigió al Libertad paraguayo, en las temporadas 2007-2008 y 2012-2013. Allí obtuvo cinco títulos nacionales, el más ganador en la historia de esa institución.

En su carrera también tuvo pasos por Colombia, Chile y México, antes de recalar en Ecuador, en donde buscará incrementar su fama de DT bonachón (por la cordialidad y trato con la gente) y amante del fútbol espectáculo.

Una muestra la dio en Quito, el pasado domingo 24 de agosto, en donde venció 3-1 al Deportivo Quito. Consiguió el primer triunfo canario en la Capital este año.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)