18 de septiembre de 2014 09:58

Rubén Israel se sintió perjudicado por el arbitraje

El árbitro brasileño Marcelo Enrique durante el partido entre Barcelona y Libertad de Paraguay, el 17 de septiembre de 2014. Foto: AFP

El árbitro brasileño Marcelo Enrique durante el partido entre Barcelona y Libertad de Paraguay, el 17 de septiembre de 2014. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 8
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 9
Contento 0
Redacción Guayaquil y Quito

Barcelona arriba hoy, 18 de septiembre, a Guayaquil a las 13:00, tras ser el primer equipo ecuatoriano eliminado de la Copa Sudamericana.

Los amarillos fueron superados 2-0 por Libertad de Paraguay, en un encuentro que terminó con tres jugadores canarios expulsados: Flavio Caicedo por doble amarilla, Álex Bolaños por roja directa y Cristian Suárez por reclamos al final del encuentro.

Estas tres expulsiones molestaron al DT Rubén Israel, que direccionó la responsabilidad de la derrota al árbitro brasileño, Marcelo Enrique. El estratega se sintió “fuertemente perjudicado” por las decisiones del juez central.

“Lamentablemente tuvimos un arbitraje absolutamente infeliz para nuestros intereses en todos los aspectos. Cuando hilvanábamos las jugadas… inmediatamente venía una falta. Después hubo dos expulsiones, pero debió haber varias de esas”, aseguró el técnico del ‘Ídolo del Astillero’ tras la derrota ante el cuadro paraguayo.

El estratega indicó que el cansancio acumulado que mostró su equipo, tras el juego ante los ‘gumarelos’ -por la ida copera- y el choque contra Emelec en el torneo local.

Eso sí, Israel reconoció que su equipo no rindió en la primera parte del cotejo en el estadio Nicolás Leoz de Asunción.

“Jugamos muy mal el primer tiempo. No nos paramos como lo hacemos habitualmente. Libertad jugó bien, pero nosotros no tuvimos la posición y el manejo del balón que acostumbramos”.

A criterio del entrenador, Barcelona dejó de manejar el balón y ubicarse bien en el primer tiempo. “Con eso pagamos un precio importante para no clasificar”.

Ahora los canarios se enfocarán en el campeonato nacional, donde son los líderes. El domingo se miden ante el Deportivo Cuenca en el estadio Alejandro Serrano Aguilar.

Para recuperarse del desgaste acumulado, el cuerpo técnico dispuso que tras la llegada a Guayaquil, los jugadores se dirijan a sus domicilios y descansen el resto del día. Para mañana se tiene previsto que se retomen los entrenamientos desde las 08:30 en el estadio Monumental.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)