10 de agosto de 2014 00:00

Rubén Israel le da prioridad a lo físico

joffre flores / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 0
Redacción Guayaquil  (D)
guayaquil@elcomercio.com

Rubén Israel ubicó a Barcelona entre los cuatro mejores equipos de la primera etapa con dos horas de preparación física de los jugadores.

Desde su llegada al club -el 29 de mayo-, los entrenamientos empiezan a las 08:30 y terminan a las 11:30. La mayor parte de este tiempo realizan trabajos de resistencia.

El uruguayo ordena ejercicios de potencia, circuitos aeróbicos y trabajos con pesas. Para él, una buena preparación física es fundamental cuando se busca el mejor desempeño.

Flexiones de pecho sobre cajones, trotes con peso en las piernas y piques cortos evitando obstáculos, forman parte de las rutinas coordinadas por el Nicolás Dos Santos, preparador físico.

Los jugadores se ejercitanen la cancha ‘Sigifredo Chuchuca’. Complementan sus rutinas con ejercicios en el gimnasio de la concentración.

El mediocampista Álex Bolaños asegura que Israel ordena movimientos rápidos con pases efectivos. “El profe siempre pide más”, dijo Bolaños y reconoció que bajo el régimen del uruguayo el equipo se encuentra bien físicamente.

Luis Checa coincide con Bolaños. El zaguero afirma que el charrúa busca un equipo ordenado y rápido. La meta -advierte- es que durante los 90 minutos el equipo ataque.

Israel también se preocupa por la estrategia. Tras los ejercicios de fortalecimiento, aprovecha el tiempo para que el equipo realice movimientos tácticos -con y sin balón- para que el equipo realice jugadas para sorprender a sus rivales.

Con prácticas de fútbol en espacio reducido, intenta que su equipo luzca compacto. Cuando el plantel no realiza los movimientos que solicita, paraliza las acciones de un ‘silbatazo’ y corrige los errores.

Esto último lo alterna con las prácticas de pelota detenida. El cuerpo técnico pone especial atención en la fabricación de jugadas tras tiros libres y saques de esquina.

Israel está satisfecho. Defiende que a la plantilla le gusta el planteamiento y la figura táctica que impuso desde su llegada. Asegura que Barcelona bajo su mando siempre mostrará un juego ofensivo.

Eso sí, evaluará los movimientos de su equipo de acuerdo al rival. Para él, su equipo debe marcar siempre. Es ahí donde se justifica el trabajo físico durante la semana.

"Aquí nadie tiene el puesto comprado”, dijo Israel. Hoy, el técnico volverá a poner a prueba su trabajo. Los ‘amarillos’ reciben a Universidad Católica en el Monumental, a partir de las 16:45.

El entrenador uruguayo nació el 8 de diciembre de 1955 en el barrio La Comercial, en Montevideo.

El DT dirigió   a los clubes uruguayos Sportivo Cerrito, Rampla Juniors, Huracán Buceo, Rentistas y Atenas.

También estuvo al frente del Libertad de Paraguay, Unión Española de Chile y al Atlante de México.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)