28 de diciembre de 2016 00:05

Roca Rey, un dramático triunfo

Tremenda cogida sufrió Andrés Roca Rey tras una vibrante faena con la que volvió a convencer a la afición caleña

Tremenda cogida sufrió Andrés Roca Rey tras una vibrante faena con la que volvió a convencer a la afición caleña. Foto: Alejandro Aguayo/AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 6
Agencia EFE

El torero peruano Andrés Roca Rey abrió el pasado lunes, 26 de diciembre del 2016, la puerta grande de la Plaza de Cañaveralejo, en Cali, Colombia, tras la emotiva faena a un encastado sexto ejemplar de la ganadería de Paispamba, excepción de un encierro manso del que por momentos brotó el genio.

La tarde, condenada a irse por el despeñadero, encontró su tabla de salvación en los dos protagonistas del último capítulo. Por un lado, a un Roca Rey dispuesto no solo a exponer sus condiciones de valor sino también los réditos que le da el oficio de una temporada 2016, en la que los triunfos han marcado su senda.

Y del otro, a un ejemplar de buen trapío que no tuvo pausa para ir tras los engaños y que, además, propinó un espectacular tumbo al caballo en la suerte de varas.

La faena recorrió un amplio espectro de imágenes. Desde las bellas que sucedieron en los variados lances de recibo y en un quite añejo, hasta las templadas y muy toreras series de derecha y, luego, por naturales, que certificaron la calidad de la labor.

Pero, a la vez, hubo emoción en la permanente acometividad del toro para hacer de cada suerte un eco en los tendidos, que registraron para la ocasión un tercio del aforo.

El colofón no resultó inferior al desarrollo de la lidia. Tras unos pases por alto, Roca Rey se volcó sobre el animal para cobrar su triunfo pero quedó suspendido por los pitones en milésimas de segundo que se hicieron eternas.

Repuesto del susto, vio doblar a su enemigo y se marchó a hombros, mientras el toro recibía la vuelta al ruedo póstuma.
Los demás turnos no tuvieron ningún brillo. Ni el del propio Roca Rey, en el tercero, que no dio juego alguno.

Tampoco los dos toros que le correspondieron a David Fandila, ‘El Fandi’, que tuvieron como denominador el carácter de mirones. El torero de Granada cosechó dos ovaciones al término de la lidia.
Igual suerte corrió el diestro colombiano Luis Miguel Castrillón, sin opciones en sus dos astados por lo que su labor fue silenciada en ambos.

La Feria de Cali 2016 empezó el domingo 25 de diciembre con un encierro de toros de Juan Bernardo Caicedo, de buena presencia y juego para una terna de toreros colombianos.

Hicieron el paseíllo Paco Perlaza y Cristóbal Pardo junto a Ramsés, el único que corto una oreja, a la postre la primera del ciclo ferial. En Cali están anunciados estos días toreros como José Mari Manzanares, Miguel Abellán, David Mora y Sebastián Castella y el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza. La semana siguiente empieza la Feria de Manizales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (2)