24 de agosto de 2017 00:00

Roca Rey debuta y convence a Bilbao

Roca Rey, con la muleta en su segundo toro, al que le cortó una oreja, el lunes

Roca Rey, con la muleta en su segundo toro, al que le cortó una oreja, el lunes. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 8
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Redacción Fiesta Brava (I)

Si una plaza de primera categoría no había pisado Roca Rey y le quedaba por conquistar era la de Vistalegre, de Bilbao.
Y el torero peruano, que ya es figura y lidera el escalafón de matadores, ‘llegó, vio y venció’, conforme al viejo aforismo romano.

El año pasado, anunciado como ahora también dos tardes, no compareció por los percances fuertes que le obligaron a cortar temporada, pero esta vez lo hace con su tauromaquia consolidada y en ascenso. Valiente hasta la audacia pero inteligente, torero y poderoso hasta poner las cartas sobre la mesa junto con máximas figuras en el ruedo.

El cartel era de compromiso con figuras del toreo que gozan de veteranía, que es la llave ­para su saber. El Juli y Miguel Ángel Perera, que bien pudieron haber cortado una oreja cada uno, de la excelente corrida de Jandilla a la que le faltó fuerza pero transmitió y tuvo algunos ejemplares de calidad superior, especialmente los corridos en tercero, quinto y sexto lugares.

El diario ABC vio así la actuación de Roca Rey: “Roca Rey sigue siendo un vendaval, que arrasa y encandila a los ­públicos, pero lo hace con cabeza, además con valor evidente”.

El portal Mundotoro reseñó así su actuación: “El tercero fue un ‘tío’. Asustaba por delante con dos pitones que apuntaban al cielo, casi cornivueltos. El jabonero, muy musculado, fue aplaudido de salida. Desarrolló movilidad el de Jandilla aunque, como pasó con los dos primeros, fue complicado para torear de capa. Se movió con ligereza en banderillas mientras Roca Rey esperaba en las tablas su ansiado debut como matador de toros en Vista Alegre.

Brindó al público y en los medios lo cambió por la espalda. Tuvo acometividad y humillación por el izquierdo, por donde fue extraordinario. Por ahí basó su faena el peruano donde le bajó la mano y le ayudó a romper hacia delante. Con la espada de verdad en la mano, volvió a la izquierda donde el toro volvió a responder.

Lo cogió en corto y lo mató por derecho sin puntilla. Oreja.
Cerró plaza un toro alto y más lavado de cara. Se desplazó con calidad sobre la mano derecha aunque repuso en parte por el izquierdo. Roca Rey se apretó, muy firme y asentado, con muletazos largos y hondos. El peruano recuperó esa frescura sin acudir, ni mucho menos, al tremendismo.

Fue una obra que conectó con criterio una vez que le cogió el pulso y el ritmo. La última con la zurda fue de entrega total. Dejó un metisaca en el primer encuentro pero el espadazo que le continuó fue para los anales. Otra oreja en la tarde de su debut en Vista Alegre como matador de toros”.

Y al llamado a ser el nuevo César del toreo le espera otra actuación en esta plaza, una de las de mayor categoría, junto con las que se organizan en Madrid, Sevilla y Pamplona, las cuatro más contundentes de toda España.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (2)